Compartir
Publicidad

Tres tostas con higos que encantarán y sorprenderán a todos

Tres tostas con higos que encantarán y sorprenderán a todos
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Aunque haya intentos de extender la temporada a todo el año, los higos siguen siendo una de las frutas más estacionales que podemos disfrutar apenas unas semanas. Delicados, sabrosísimos, nutritivos y muy versátiles, combinan tan bien con todo tipo de ingredientes que son perfectos para convertir en tostas y aperitivos.

La forma más sencilla de disfrutar los higos, verdes o morados, es al natural; y casi saben mejor cuando tenemos la suerte de cogerlos a mano de nuestra propia higuera. Se pueden cocinar, pero en crudo, jugando con su textura y sabor dulce tan especial, se convierten en un bocado exquisito simplemente sobre una rebanada de pan. Os proponemos tres ideas de tostas con higos diferentes para sorprender en casa estos días.

El higo es una fruta muy especial y distinta a las que solemos consumir el resto del año -con la excepción de las brevas, obviamente-. En realidad es una infrutescencia del árbol de la higuera, no tiene hueso ni semillas interiores que haya que retirar y la piel, si está en buen estado, es perfectamente comestible.

Gastronómicamente destaca en primer lugar por su textura carnosa, tierna y jugosa, que se ablanda aún más cuanto más madura. También el sabor dulce y el aroma se van acentuando con la maduración, que conviene controlar porque se echan a perder muy rápidamente. Para preparar platos salados, es mejor utilizarlos cuando aún no son extremadamente dulces.

Higos

Combinan de maravilla con quesos, embutidos y chacinas, frutos secos, hierbas frescas y también con especias, incluso con toques picantes. Si queremos triunfar con nuestras tostas nos interesa jugar con el contraste de texturas, buscando un contrapunto crujiente que realce esa suavidad tierna del higo.

Y para no quedarnos en lo más típico, os proponemos tres tostas con una base diferente al pan de siempre; para ello vamos a reparovechar tortillas de trigo de la cocina mexicana, elaborar nuestra masa de pizza casera y recurrir al siempre práctico hojaldre.

Tres recetas de tostas con higos originales

Tortillas crujientes con higos, cebolla roja, queso San Simón y miel

Tostas de higos con masa de tortilla

Receta ideal para improvisar una cena rápida o cortar en raciones y servir de aperitivo. Si tenemos sobras de tortillas de fajitas o tacos, esta idea es un buen recurso para evitar que se echen a perder, y si las cortamos en discos más pequeños antes de tostarlas, podemos reconvertirlas en tostas más pequeñas de picoteo individual.

  • Ingredientes para 2 personas. 2 tortillas de trigo, 6 higos frescos en su punto, 1/2 cebolla morada, queso San Simón Da Costa o similar, 15 ml de miel (aproximadametne), ajo granulado, tomillo fresco o seco y/o romero al gusto, perejil, pimienta negra molida, sal y aceite de oliva virgen extra.
  • Elaboración. Encender el gratinador del horno o precalentar a 200º C. Aplanar con un rodillo las tortillas, procurando no romperlas. Pintar con aceite de oliva y añadir por encima ajo granulado y las hierbas al gusto. Calentar en una sartén hasta que se doren por ambos lados y queden crujientes. Lavar los higos con suavidad, dejando la piel si no estuviera muy dañada, y cortar en láminas o cuartos. Cortar la cebolla en juliana muy fina y trocear el queso en cubos o picar. Colocar las tortillas en una bandeja de horno, repartir por encima los higos, la cebolla y el queso. Gratinar hasta que el queso se funda. Servir con miel al gusto, un golpe de pimienta negra recién molida y unas hojitas de perejil fresco o de otra hierba.

Receta completa | Tortillas crujientes con higos, cebolla roja, queso San Simón y miel: receta para una cena rápida

Mini pizzas de jamón serrano y mermelada de higos

Mini pizzas de higos

En la preparación original utilizamos mermelada de higos, por lo que así podemos disfrutarla en cualquier momento del año. Es fácil improvisar mermelada o compota de esta fruta en un momento -basta con cocer los higos maduros con azúcar y un poco de agua, hasta dar con la consistencia deseada-, pero también podemos hacer las tostas/pizzas con fruta fresca.

  • Ingredientes para 6 masas. 200 ml de agua, 50 ml de aceite de oliva, 1 cucharadita de levadura en polvo de panadero, 1 cucharadita de sal, 400 g de harina.
  • Ingredientes para el relleno. 1 cebolla pequeña, 1 cucharada de aceite de oliva, 100 g de mermelada de higos, 150 g de jamón serrano, 100 g de queso crema o ricotta, tomillo fresco, sal y pimienta.
  • Elaboración. En un bol echamos el agua, el aceite y la levadura, removemos hasta que esta se disuelva. Dejamos reposar 10 minutos, añadimos la harina y la sal y vamos amasando hasta lograr una masa elástica y poco pegajosa. Dejamos reposar hasta que doble el volumen. Desgasificamos y la estiramos, cortando 6 discos de unos 8 cm de diámetro. Colocamos en una placa de horno y dejamos reposar mientras precalentamos el horno con calor por abajo a 200º C. En una sartén pequeña calentamos el aceite y echamos la cebolla picadita, pimienta y sal, cocemos durante 15 minutos a fuego bajo hasta que quede blanda y dejamos enfriar un poco. En cada pizza repartimos en su base un poco de mermelada de higos o higos frescos machacados o laminados, cebolla, jamón serrano y el queso ricotta o crema. Horneamos 20 minutos o hasta que veamos la masa cocida. Adornamos con tomillo fresco.

Receta completa | Minipizzas de jamón serrano y mermelada de higos. Receta

Tostadas de hojaldre con higos

Tostas de Hojaldre con higos

El crujiente hojaldre es una base perfecta para coronar con higos frescos sin más cocción, combinados con jamón de calidad y el contraste agridulce de la rúcula y el vinagre balsámico. También podemos cortar discos pequeños en lugar de rectángulos, o usar un cortador de galletas para darle formas más originales y veraniegas.

  • Ingredientes para 16 unidades. 1 lámina cuadrada o rectangular de hojaldre, 4 higos, rúcula, jamón serrano, aceite, sal gruesa y reducción de vinagre balsámico.
  • Elaboración. Empezaremos estirando el hojaldre con un rodillo, sobre una superficie ligeramente enharinada para que no se pegue. Lo dejaremos lo más fino posible. Después, cortaremos rectángulos de la medida que consideremos adecuada y los iremos colocando sobre una lámina de papel de hornear colocada sobre la bandeja de horno. Con un tenedor, pincharemos bien el hojaldre para que al hornearlo se hinche lo menos posible. Cocemos el hojaldre a 180º C hasta que quede bien dorado. Antes de montar la receta tenemos que dejar enfriar bien las tostadas para que se mantengan lo más crujientes posibles. Disponemos sobre la bandeja donde vayamos a servirlas. Lavamos las hojas de rúcula y las repartimos. Encima disponemos el jamón serrano y los higos cortados en rodajas. Por último, aliñamos con el aceite, la sal gorda y el vinagre balsámico.

Receta completa | Receta de tostadas de hojaldre con higos

Imágenes | Unsplash

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio