Publicidad

Cómo hacer granizado de sandía y limón en 15 minutos, la receta más fácil y refrescante del verano (con vídeo incluido)

Cómo hacer granizado de sandía y limón en 15 minutos, la receta más fácil y refrescante del verano (con vídeo incluido)
Sin comentarios
1 votos

La fruta de verano es tan variada y sabrosa que no podemos dejar de comerla. De entre todas ellas, la sandía da mucho juego por varias razones. Es refrescante, nos mantiene hidratados, muy baja en calorías y se puede comer tal cual o usar como ingrediente para preparar infinidad de recetas. Nuestro último y más refrescante descubrimiento: este granizado de sandía y limón que nos tiene locos.

Le añadimos unas hojas de menta fresca (también puede ser hierbabuena) y el resultado es brutal. Casi adictivo. Pero no nos preocupa porque es todo bondades. ¡Menudo chute de vitaminas! Lleva una pizca de azúcar que es completamente prescindible, especialmente para los amantes de los sabores ácidos. Los que prefieren el toque dulce, la pueden sustituir por algún tipo de edulcorante y disfrutar de este granizado de sandía y limón sin remordimientos.

Ingredientes

Para 2 personas
  • Sandía sin pepitas 250 g
  • Hielo en cubos o pilé 150 g
  • Azúcar (opcional) 25 g
  • Limón 1
  • Hojas de menta fresca al gusto

Cómo hacer granizado de sandía y limón

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 10 m
  • Elaboración 10 m
  • Reposo 4 h

Cortamos la sandía en dados y, si tiene pepitas, las retiramos. Dejamos en el congelador durante unas cuatro horas. Mientras tanto exprimimos el limón y reservamos su zumo. Lavamos y secamos las hojas de menta. También podemos decorar el borde de los vasos con azúcar.

Introducimos la sandía congelada en el vaso de un robot o batidora americana. Añadimos el hielo, el zumo de limón, las hojas de menta y el azúcar. Para un toque más ácido, podemos añadir la ralladura del limón. Trituramos hasta obtener textura de granizado, vertemos en los vasos y servimos inmediatamente.

1 votos

Con qué acompañar el granizado de sandía y limón

Este granizado de sandía y limón no necesita acompañamiento alguno. Sobre todo si se sirve como postre de la comida. Cambia la fruta por cualquier otra que te guste más o tengas a mano, usa otras hierbas aromáticas y refréscate con un granizado casero sin despeinarte.

En Directo al paladar | Granizado de cerezas, receta fácil para combatir el calor (que no necesita heladera)
En Directo al paladar | Sorbete de sandía, la receta más refrescante del verano

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios