Compartir
Publicidad

Naiades. La otra cara de la verdejo

Naiades. La otra cara de la verdejo
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Pues si hace unos días proponíamos la opción del Naia, hoy ponemos sobre la mesa su hermano mayor, y ahí ya nos ponemos serios, ya que el Naiades, un Rueda con crianza en barrica de madera, es un grandísimo vino.

Ya habiamos hecho en alguna ocasión referencia al antiguo grupo Orowines, fundador de la Bodega Naia, grupo conformado por un triunvirato que dominaba el mundo del vino en tres aspectos vitales, elaboración (Javier Alén de Viña Mein), la comercialización (Jorge Ordóñez, reconocido importador de vinos españoles a EEUU) y la comunicación (Victor Rodríguez, crítico y periodista especializado). El grupo, en apenas 8 años, levantó un más que prometedor grupo de bodegas (Nora, Naia, Mano a mano y Cénit) que tuvieron su final en el 2008 por desavenencias internas sobre la línea a seguir. Con el final del antiguo grupo Orowines, se puso punto y final a una exitosa trayectoria.

Una parte importante del esfuerzo realizado por el mencionado grupo lo recogió la firma A+ (Nora, Naia y Cenit) con la figura del empresario gallego Manuel Jove detrás. El nuevo grupo comprendió la importancia de dar continuidad a la inicial línea trazada, y con Bodegas Naia lo primero que hizo fue asegurar la continuidad de Eulogio Calleja, Enólogo, perfecto conocedor del producto que elabora, que, a su vez, era el socio local del grupo Orowines en tierras vallisoletanas. No parece muy mal negocio el realizado por el grupo Avantselecta (división agroalimentaria del grupo inversor de Manuel Jove), toda vez que se ha hecho cargo de un producto con muy buena imagen, bien posicionado en el sector, con un importante margen de crecimiento y con una excelente línea de exportación abierta a mercados extranjeros, principalmente el estadounidense.

Pero ya está bien de hablar de política. El Naiades se apoya para su elaboración en una materia prima de primera, viñedos viejísimos de verdejos, muchos de ellos prefiloxéricos plantados sobre arenales desde donde consiguieron eludir el infame ataque de la filoxera. Los rendimientos son escuetos pero los resultados excelentes.

Si el otro día hablando del Naía establecíamos la importancia de la uva verdejo como sinónimo de frescura y franqueza, hoy nos referimos a la misma uva pero en diferentes términos, en base a su alianza con la madera para otorgar vinos complejos y delicados sin que por ello se vean mermados los parámetros de amplitud y frescura. Dejan de ser testimoniales los ejemplos de idílica relación de la verdejo y la madera, el Ossian, el Belondrade y el propio Naiades son ejemplo de ello, de esa búsqueda un paso más allá de otros mercados donde presentar los vinos de uva Verdejo. Ese paso, posiciona a los blancos de Rueda un poco por delante del resto de vinos blancos españoles (incluida esa Denominación de Origen gallega que todos están pensando). Es una opción más que se suma a la clásica (e insustituible) fórmula de juventud, una no tacha a la otra, sino que pretende ampliar la presencia del vino en otras mesas, en otras situaciones.

Se presenta el Naiades con un precioso, limpio y brillante amarillo intenso, con matices dorados.

En nariz, la primera impresión no es muy buena. Los tostados de la barrica se presentan con excesiva intensidad y asusta un poco, tras una intensa oxigenación recupera el aliento y, bajo la sibilina presencia de la barrica, continuamente presente, van apareciendo los tan deseados aromas frutales, cítricos, mandarina, melocotón y algo de fruta blanca, tras ellos, aparecen los atisbos vegetales y florales y difusas notas minerales.

En boca ya es otra cosa, penetra con apreciable densidad, muy untuoso, y excelente cuerpo. La madera acompaña con cortés hidalguía la buena fruta, que se manifiesta con perceptible longitud y amplitud. Presenta una estructura y equilibrio excelente, y una imponente acidez que resta seriedad al sobrio entramado basado en la crianza en roble. Final ligeramente amargoso, con un regusto herbáceo que interactúa excepcionalmente con la mencionada acidez.

Naiades 2006

Bodega: Naia Zona: Rueda Uva: Verdejo Vino: Blanco con crianza (8 meses en barrica) Precio: 22 Euros Puntuación: 8.5

En Directo al Paladar l Naia En Directo al Paladar l Ossian 2007

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio