La Cartuja de Sevilla, vajillas de lujo desde 1841

Sigue a Directo al Paladar

vajilla la cartuja

Los que seguís mis recetas seguro que reconoceréis esta vajilla de porcelana clásica que uso a diario en casa. La Cartuja de Sevilla fabrica vajillas y otros elementos decorativos de porcelana inglesa desde 1841, y ha sido reconocida por su calidad por casas reales y por usuarios más modestos, siendo la vajilla más utilizada en España durante gran parte de los siglos XIX y XX.

De gran resistencia y durabilidad, van pasando de generación en generación, herencia de las abuelas que, a pesar de su clasicismo evidente, no pasa de moda gracias a su elegancia y diseño. Mi afición comenzó al verla en casa de familiares, así que empecé a comprar piezas sueltas, en rastros y anticuarios, para acabar adquiriendo mi propia vajilla completa, que ocupa un mueble especial que le tengo dedicado en casa, y de la que estoy muy orgulloso.

La historia de estas vajillas es la historia de la revolución industrial en Andalucía, de manos de unos prósperos comerciantes ingleses, la familia Pickman, que empezaron exportando a España loza inglesa y cristalería. Debido a las medidas proteccionistas que les pondrían trabas a su comercio, decidieron fundar en 1841 su propia fábrica, instalándose en el monasterio cartujo de Santa María de las Cuevas, en Sevilla, puesto en venta por la desamortización de Mendizábal.

Aquí introdujeron técnicas novedosas, con la importación del caolín y otras materias primas que mejoraron mucho la calidad de la loza, así como el uso de moldes y maquinaria muy avanzada para la época. Rápidamente consiguieron el favor de la nobleza y las familias reales de media Europa, recibiendo encargos especiales e incorporando diseños de artistas famosos, siendo nombrados proveedores de la Casa Real por Amadeo I de Saboya en 1871.

vajilla la cartuja juego te

La calidad de sus diseños resiste el paso del tiempo, como lo demuestra el hecho de que algunas de sus vajillas más clásicas se siguen fabricando desde 1841. Los diseños han ido evolucionando, pero siempre conservando ese toque “inglés” que tanto éxito les ha dado. De hecho, la serie “negro vistas” de bandejas y sopera ochavadas, que es la que tengo en casa y veis en mis fotos, se ha fabricado de forma ininterrumpida desde mediados del siglo XIX.

La importancia de estas vajillas y piezas decorativas es tanta que la colección de piezas de gran valor artístico que recoge el Museo de La Cartuja ha sido declarada Bien Cultural estando integrada en el Museo Nacional de Artes Decorativas. Desde luego, es un lujo comer en estos platos, pero afortunadamente ya al alcance de casi todo el mundo.

Vía | Web site La Cartuja de Sevilla.
Más información | Vajillas de diseño para vestir la mesa (IV)
En Directo al Paladar | Vajilla desechable de Starck
En Directo al Paladar | Decoración de cocinas: Menaje. Tendencias

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario