Cómo hacer crema dulce de castañas. Receta

Sigue a Directo al Paladar

Cómo hacer dulce de castañas

Las castañas asadas y tostadas son un manjar humilde pero fantástico. Se trata de un fruto típicamente otoñal, pero todavía se pueden encontrar buenos ejemplares durante las primeras semanas del invierno. Hace poco me regalaron un pequeño saco lleno este rico fruto, y para evitar que se me estropearan, decidí probar a elaborar crema dulce de castañas casera, con resultados más que satisfactorios.

El procedimiento para esta receta es sencillo y se basa en el mismo método que utilizo para realizar mermeladas. El único inconveniente es tener que extraer la cáscara y la piel de cada castaña a mano, por lo que necesitaremos emplear algo más de tiempo. El resultado es una crema untuosa suave, muy dulce, ideal para los más golosos o para emplear en otras recetas de postres.

Ingredientes

  • 1 kilo de castañas pesadas sin cáscara, 1 kilo de azúcar, 1 manzana verde grande, 1 vaso de agua, 1 rama de canela o 1 vaina de vainilla (opcional).

Cómo hacer crema dulce de castañas

Retirar la cáscara exterior de las castañas con un buen cuchillo. Colocarlas en una olla, cubrirlas de agua y llevar a ebullición. Cocerlas a fuego medio durante unos 30 minutos, hasta que estén tiernas. Escurrir el líquido y dejarlas enfriar unos pocos minutos. Cuando aún estén calientes pero manejables, retirar la segunda piel, que saldrá con facilidad. Triturarlas con ayuda de una picadora o batidora.

Limpiar los tarros que vayamos a usar y las tapas con agua caliente y jabón, enjuagar bien y secar con un paño limpio. Llevar los tarros al horno y calentar a 170ºC durante unos 20 minutos; hervir las tapas en un cazo con agua. Mantener calientes. Poner el azúcar en una olla o cazuela amplia y añadir un vaso pequeño de agua. Calentar para conseguir un almíbar ligero. Añadir la manzana verde pelada y rallada, la rama de canela o vainilla en caso de utilizarse, y las castañas trituradas. Remover bien y llevar a ebullición. Dejar cocer a fuego lento durante 30-45 minutos, hasta que espese.

Si han quedado muchos grumos se puede volver a triturar con una batidora de brazo, para conseguir una textura mucho más suave, retirando previamente las especias si se han utilizado. Manipulando todo con cuidado de no quemarnos, llenar cada tarro hasta el borde, cerrar bien con su tapa y poner inmediatamente boca abajo. Continuar con el resto. Dejar enfriar completamente los botes en esa posición, para que haga efecto vacío.

Cómo hacer dulce de castañas. Pasos

Tiempo de elaboración | 90 minutos más el enfriado
Dificultad | Fácil

Degustación

Como comentaba al principio, esta crema dulce de castañas es ideal para golosos gracias a su profundo sabor dulce. Además tiene una textura suave y cremosa ideal para untar, que nos permite emplearla además como relleno para multitud de recetas. Combinará especialmente bien con el chocolate, pero también puede ofrecer un buen contraste en platos salados o con frutas de sabores más ácidos.

En Directo al Paladar | Lombarda braseada con manzana, castañas y naranja
En Directo al Paladar | Puré de castañas

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

7 comentarios