Compartir
Publicidad

Islas flotantes con chocolate. Receta de San Valentín

Islas flotantes con chocolate. Receta de San Valentín
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cuando pienso en postres siempre tiendo a visualizar recetas de horno, pero hay ocasiones en las que me animo a preparar dulces de cuchara igual de tentadores. San Valentín es una buena excusa para darse un capricho como estas islas flotantes con chocolate, y es que no sé si realmente será afrodisíaco o no, pero para mí el cacao es imprescindible en una receta para supuestos enamorados.

Las islas flotantes son una preparación tradicional de origen francesa que normalmente se sirve sobre crema inglesa o, en nuestro país, natillas de las de toda la vida. En este caso añadimos el tentador chocolate a la ecuación para elaborar un postre cremoso irresistible. No es demasiado dulce pero si sois más golosos podéis añadir un poco más de azúcar a la crema o a las propias islas.

Ingredientes para 2 personas

  • 250 ml de leche o alternativa vegetal, un poco de ralladura de naranja, 2 huevos L o XL, 25 g de azúcar, 1 pizquita de sal, 1/2 cucharadita de maizena (opcional), 30-40 g de chocolate negro de calidad, 1-2 cucharadas de azúcar vainillado, cacao en polvo, grosellas para decorar.

Cómo hacer islas flotantes con chocolate

Separar las claras de las yemas de los huevos, reservando aparte las primeras. Batir en un cuenco las yemas con el azúcar usando una batidora de varillas, hasta que espese y tenga un color pálido. Calentar la leche con la ralladura de naranja y una pizca de sal hasta justo antes de que llegue a ebullición.

Incorporar a chorrito, poco a poco, la leche sobre la crema de yemas, batiendo con unas varillas sin parar, para evitar que se cuajen. Devolver al cazo y poner al fuego, a temperatura suave, removiendo constantemente. Cocer hasta que espese, debe quedar consistencia de natillas. Para conseguir mejor textura podemos añadir maizena tamizada, procurando batir bien para que no queden grumos. Con yemas XL será más sencillo que espese mejor.

Agregar el chocolate troceado, subiendo hasta 40 g si nos gusta el sabor más intenso. Remover hasta que se disuelva por completo y tengamos una textura homogénea. Repartir en dos cuencos y dejar enfriar antes de llevar a la navera.

Para hacer las islas, batir las claras con batidora de varillas hasta que empiecen a montarse, agregar el azúcar al gusto y seguir batiendo hasta tener punto de nieve bien espeso. Podemos cocerlas en agua, en almíbar o en el microondas, mucho más sencillo. Colocarlas sobre un plato con papel sulfurizado, formando quenelles con una cuchara. Cocer a temperatura máxima durante 10-15 segundos, hasta que se inflen un poco.

Colocar una isla sobre cada ración de chocolate una vez frío, espolvorear con cacao en polvo tamizado y decorar con unas grosellas o con otro fruto rojo, fresco o congelado.

Tiempo de elaboración | 30 minutos más el enfriado
Dificultad | Media

Degustación

Las islas flotantes con chocolate son un postre suave y goloso perfecto para darse un capricho en San Valentín. La crema está mucho más buena si se deja enfriar como mínimo una hora, y además podemos personalizarlas cambiando el aroma de naranja por vainilla o canela, añadir un toque de licor a la mezcla o decorar con hojas de menta o coco rallado.

En Directo al Paladar | Cupcakes de cacao con corazón. Receta de San Valentín
En Directo al Paladar | Cómo hacer galletas fáciles decoradas con fondant. Receta de San Valentín

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos