Sigue a

Magdalenas de limón con copete

Tuve una época en la que estaba obsesionada con las magdalenas, las hacía casi a diario probando todas las recetas que encontraba a mi paso. Primero empezando por las que había en casa, las de la abuela, las de mamá, y luego todas las que vi en libros, revistas y cuando llegó la red, lo mismo. Esta receta de magdalenas de limón, con un buen copete, es de mi suegra y es una de mis preferidas.

Aunque las cantidades sean las originales, la forma de elaboración la he adaptado a la manera en la que suelo hacerlas normalmente ya que me resulta idónea si queremos conseguir unas buenas magdalenas con copete. El número de magdalenas dependerá del tamaño de las cápsulas, así que puede variar un poco respecto al número que indico.

Ingredientes para unas 24 magdalenas

  • 3 huevos L, 250 gr de azúcar, 325 gr de harina de repostería, 250 ml de aceite de oliva suave, 250 ml de leche entera, 16 gr de impulsor químico (Royal), ralladura de un limón, pizca de sal.

Cómo hacer magdalenas de limón con copete

Separamos de los tres huevos por un lado las yemas y las claras. Montamos las claras a punto de nieve con la pizca de sal y reservamos. En otro cuenco montamos las yemas con el azúcar hasta que aumenten su volumen y blanqueen. Sin dejar de batir, vertemos en forma de hilo el aceite y la leche, hasta que se integren perfectamente.

Echamos la ralladura de limón y la mezcla tamizada de harina e impulsor. Batimos fuerte durante unos tres minutos. Por último agregamos las claras suavemente, tapamos con film transparente y refrigeramos durante una hora. Precalentamos el horno a 200º con calor arriba abajo.

Sobre la fuente del horno colocamos una bandeja especial para magdalenas o bien moldecitos de aluminio. Dentro de cada cavidad metemos un papel para magdalenas, rellenamos con masa casi hasta el borde y horneamos a 200º durante cinco minutos. Bajamos la temperatura a 180º y seguimos cociendo hasta que las magdalenas estén listas, aproximadamente durante 15 minutos más.

Magdalenas de limón con copete paso a paso

Tiempo de elaboración | 30 minutos + reposo
Dificultad | Baja

Degustación

Las magdalenas de limón son perfectas para los desayunos como no, pero también podemos tomarnos una para merendar o simplemente como postre. Como son tan jugosas no necesitan estar acompañadas de ningún tipo de líquido, así que mismamente con una onza de chocolate me parecen deliciosas. Para conservarlas es mejor que lo hagáis en una lata hermética, pero en este caso, tampoco imprescindible ya que estarán intactas y jugosas durante varios días.

En Directo al Paladar | Madeleines de naranja y cardamomo. Receta
En Directo al Paladar | Magdalenas de miel. Receta

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

12 comentarios