Receta de mini bombones helados de fresa y yogur

Sigue a

bombon helado fresa y yogur

En mi cabeza hay una contradicción. Por un lado estoy deseando que llegue el frío para disfrutar de platos de cuchara y asados, y por otro lado me niego a que se termine el verano. Por eso ha sido un placer descubrir esta receta de mini bombones helados de fresa y yogur que hoy os recomiendo y que es estupenda para darse un caprichito fresco al terminar la comida a modo de refrescantes petit fours.

Como su preparación es rapidísima y sencilla, estoy seguro de que os animaréis a prepararlos. Además, podéis hacerlos con fresas mientras se puedan seguir encontrando, como con frambuesas, moras o cualquier otra fruta de temporada, que siempre es la mejor opción.

Ingredientes para 12 mini bombones helados

  • 2 yogures naturales azucarados, 6 fresas partidas por la mitad y más fresas para decorar y acompañar

Cómo hacer mini bombones helados de fresa y yogur

Cuando vi esta idea en el Tumblr de Blonde Asian supe que antes o después iba a preparar estas fresas heladas cubiertas de yogur, pero no sabía exactamente cómo hacerlo ya que sólamente contaba con la foto y quería lograr un buen resultado. Tras unas pruebas, creo que lo he conseguido así que a continuación os cuento cómo preparar estos mini bombones para que estén en su punto tanto en su aspecto, como a la hora de su degustación.

Comenzamos volcando los yogures en un bol y los batimos hasta que estén realmente cremosos. En una cubitera de hielo, preferiblemente con forma de semiesfera o de corazón para que el resultado sea más bonito, llenamos los cubitos con el yogur hasta unos tres cuartos de su capacidad. Metemos al congelador durante una media hora para que la crema se empiece a endurecer.

bombones fresa y yogur paso a paso

Entre tanto, limpiamos bien las fresas, y las cortamos por mitades, de forma que muestren su peculiar dibujo que contrastará con la cobertura de yogur. Sacamos la cubitera del congelador y con cuidado colocamos las medias fresas sobre cada porción de yogur presionando en la fresa hasta que quede al ras, pero sin que llegue a cubrirse con el yogur.

Una vez tenemos todas en su sitio, cubrimos la cubitera con un plástico o film de cocina para que las fresas no se quemen en el congelador por la acción del frío y las dejamos unas doce horas. Ya las tenemos listas para cuando las queramos disfrutar.

Tiempo de elaboración | 10 minutos más el refrigerado
Dificultad | Muy fácil

Degustación

Estos mini bombones helados de fresa y yogur resultan estupendos tras el café de sobremesa, pues su sabor dulce y ácido y su acción refrescante son muy agradecidos. Para que estén en su punto, debéis sacarlos unos cinco minutos antes de consumirlos, para que no estén duros ni tampoco se derritan. ¿A quién le apetece uno?

En Directo al Paladar | Jugosos polos de sangría con su fruta. Receta
En Directo al Paladar | Receta rápida de helado casero de horchata y yogur

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

18 comentarios