Sigue a Directo al Paladar

Tarta Guinness

Con los ojos como platos y la boca abierta, así me quedé un ratito cuando descubrí esta tarta Guinness en Cocina Lab. Cuando una cree que lo ha visto todo, llega algo que le sorprende y le intriga. Y no he parado hasta que la he tenido entre mis golosas manos, pringadas de frosting de queso y negro bizcocho; podéis adivinar que, en efecto, me he chupado los dedos.

Buscando el origen de este pastel, todas las pistas llevan a Nigella Lawson, periodista británica muy conocida en aquellos lares. He introducido algún cambio, y la he traducido para realizarla con Thermomix 21, aunque también se puede hacer sin ella, todo es mezclar y calentar con alegría.

Ingredientes para ocho raciones

Para la base: 310 gr de cerveza Guinness, 250 gr de mantequilla sin sal, 80 gr de cacao en polvo, 400 gr de azúcar, 150 gr de nata líquida, 2 huevos, 1 cucharadita de vainilla en polvo azucarada, 250 gr de harina y 2 cucharaditas y media de bicarbonato.

Para el frosting: 300 gr de queso blanco, 150 gr de azúcar glass, 200 gr de nata para montar muy fría.

Elaboración de la tarta Guinness

Precalentamos el horno a 180º. Pulverizamos el azúcar con el que haremos el frosting durante 20 segundos a velocidad máxima, y reservamos hasta el final. Para realizar la base ponemos en el vaso el cacao, la harina, el azúcar y el bicarbonato, y lo mezclamos 15 segundos a velocidad 6. Reservamos en un recipiente, limpiamos con agua el vaso, y lo escurrimos bien.

Preparación

Ponemos la cerveza en el vaso y programamos 5 minutos, temperatura 70º y velocidad 1. Pasado ese tiempo, añadimos la mantequilla y programamos 2 minutos a velocidad 1. Reservamos en otro recipiente, ponemos la mariposa en las cuchillas y añadimos la nata, los huevos y la vainilla en el vaso, y lo batimos durante 3 minutos a velocidad 3, añadiendo al final la mezcla de cerveza y mantequilla.

Ahora es el momento de añadir la mezcla de harina y cacao al vaso y mezclar todo, sin quitar la mariposa de las cuchillas, durante 5 segundos a velocidad 1,5. Terminamos de mezclar con la espátula.

Preparamos un molde engrasándolo y vertemos en él la mezcla. Introducimos en el horno y cocemos durante 50 minutos. Desmoldamos en frío.

Realización

Montamos la nata, con el vaso limpio y seco, y la mariposa en las cuchillas, durante 20 segundos a velocidad 4; retiramos la mariposa y preparamos el frosting, mezclando el azúcar glass con el queso durante 20 segundos a velocidad 4. Mezclamos en un bol la nata con el queso batido aplicando movimientos suaves.

Cubrimos la tarta con el frosting y dejamos reposar en frío durante al menos una hora.

Tiempo de elaboración | 140 minutos
Dificultad | media

Degustación

Lo primero que sorprende de esta tarta Guinness es el color casi negro del bizcocho, lo segundo, su tacto esponjoso. Hay que darse prisa si se quiere repetir ración, ya que gusta y mucho, y los más glotones se lanzan en plancha sobre ella con avidez. También se pueden hacer petit fours utilizando pequeños moldes, yo aproveché la masa sobrante para hacer unos cuantos.

Es una tarta muy calórica, pues lleva una gran cantidad de azúcar que compensa el sabor amargo de la cerveza, que queda bastante matizado. Pero un día es un día, dejaremos la dieta para un lunes cualquiera…

En Directo al Paladar | Cupcakes de vainilla con frosting de coco. Receta
En Directo al Paladar | Guinness Red, la nueva cerveza de color rojo

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

33 comentarios