Crema de hongos casera. Receta

Sigue a

crema-de-setas-dap.jpg

Esta crema de hongos casera, es una de esas recetas ligeras, que da gusto preparar. Primero por el aroma que se extiende desde la cocina, y perfuma toda la casa, y segundo porque el resultado es tan agradable y sabroso, que merece la pena hacerlo, como entrante para una comida, o incluso como plato único, si es para cenar.

Además, es un plato que se prepara en unos treinta minutos, y que resulta poco calórico, aunque podéis hacerlo más contundente si queréis, añadiendo algunos tropezones o picatostes, o si lo deseáis, adornándolo con unos hilos de nata líquida.

Ingredientes para 6 personas

  • 500 gr. de setas y hongos variados, (pueden ser congelados), tales como champiñones, shitake, senderuelas, pholiotas, setas de cardo, 200 gr. de boletus edulis rehidratados, una cebolla, un litro de caldo de pollo o de verduras, 75 ml de leche, aceite de oliva virgen extra, sal y pimienta.

Cómo hacer una crema de hongos casera

Lavamos bien todas las setas, retirando la tierra que puedan tener, y retirando la parte final del pie. Se dejan en agua templada los boletus deshidratados, para que se rehidraten durante una hora aproximadamente. Se reservan, tanto los boletus como el agua en que se rehidrataron.

En una sartén, pochamos la cebolla bien picada, hasta que empieza a transparentar y una vez en ese punto, añadimos el surtido de setas, y los boletus, teniendo la precaución de reservar unos pocos hongos para decorar. En la sartén, salteamos, sin dejar que tome color ninguno de los ingredientes, para que la crema luego no quede demasiado oscura.

crema-de-boletus-dos.jpg

Las setas irán soltando parte de su agua, mermando bastante. Una vez salteado el conjunto, añadimos el litro de caldo y el agua de rehidratar las setas, dejando que cueza todo unos diez o doce minutos, a fuego vivo para que el caldo se evapore y se concentren los sabores.

Trasladamos ahora el contenido de la sartén a un vaso batidor y retiramos parte del caldo, para poder triturar la crema, sin que quede demasiado líquida. Poco a poco, añadimos el caldo que hemos reservado, en la cantidad que sea necesaria para que nuestra crema tenga la densidad óptima.

Debe quedar como un puré ligero. Después, pasamos la crema a la cacerola y añadimos los 75 ml de leche, dejando que se integre todo y espese otro poco, mientras le damos un hervor de cinco minutos. Si queréis podéis usar nata líquida en lugar de leche, aunque tendrá algunas calorías más.

Tiempo de elaboración | 30 minutos
Dificultad | Media

Degustación

Servir la crema de hongos casera muy caliente, mejor en una sopera con tapa para que conserve la temperatura. En cada plato o taza de consomé pondremos un par de cazos de la crema, y adornaremos con cuatro o cinco setas de las que habíamos reservado, que habremos salteado en el último momento.

En Directo al Paladar | Lubina en salsa con guarnición de hongos
En Directo al Paladar | Crema de champiñones. Receta

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

14 comentarios