Alimentos engañosos, dicen ser saludables pero no lo son

Sigue a

zumo


En esta época del año y desde hace algún tiempo, los deseos por cuidar la forma y la salud del organismo se han fortalecido, quizá por ello, la publicidad de productos alimenticios se empeña en destacar atributos buenos y que benefician la salud. No obstante, el mercado esconde un gran negocio que muchas veces acaba perjudicando al consumidor. Por eso hoy hablaremos de aquellos alimentos engañosos, que dicen ser saludables pero en realidad no lo son.

Bajo la gran cantidad de fibra o la practicidad para consumir calcio y fruta, muchos productos logran con publicidad un alto consumo, sin embargo, no debemos dejarnos engañar por el empaquetado ni el marketing televisivo, sino que lo mejor que podemos hacer es mirar sus ingredientes y la información nutricional para desenmascarar el verdadero alimento que tenemos en frente.

Alternativas para consumir más fruta o cubrir la cuota de calcio

Sabemos que la ingesta de fruta y lácteos muchas veces es insuficiente, por eso, la industria toma estos datos y los utiliza a su favor, comercializando alimentos que se promocionan como una alternativa para comer más fruta o como una verdadera ayuda para ingerir más calcio.

Entre las opciones que encontramos en el mercado encontramos zumos de fruta que se promocionan como ricos en fibra, con gran cantidad de antioxidantes o como “naturales”, cuando en realidad no siempre se trata de un zumo completamente natural y 100% derivado de la fruta, y eso se puede comprobar con su fecha de caducidad, pues si es completamente natural el zumo no puede durar más de unos días en el refrigerador.

Lo que debemos saber es que estos zumos muchas veces contienen un 60% o zumo de fruta y se le añade agua, jarabe de maíz o fructosa, colorantes y conservantes que por supuesto, no dan origen a un alimento natural por completo que sustituye una porción de fruta, pues por lo general quedan libre de pulpa de fruta, son más concentrados en azúcares y por ende, tienen más calorías.

chocolate

Por otro lado tenemos las conocidas bebidas de zumo y leche que vendrían a ser un alimento perfecto según se promocionan, pues “reemplazan una ración de leche y una fruta fresca”, por lo que aportarían fibra, vitaminas, calcio y proteínas de calidad. No obstante, estos productos comerciales que a los niños les encantan dejan mucho que desear, pues se sabe que estos alimentos son un verdadero engaño.

Las bebidas de zumo y leche están compuesta por una escasa cantidad de leche y en su mayoría poseen zumos de frutas no del todo naturales, a los cuales se le añaden azúcares simples, vitaminas, minerales y fibra de manera artificial. Además, se utilizan saborizantes y colorantes que permiten diferenciar un sabor de otro, sin dejar de repetirse el mismo engaño en estas bebidas. Otra vez, lejos de ser una alternativa al consumo de fruta y leche, estas bebidas no son más que un refresco con un poco más de fibra, calcio y proteínas, pero con alta cantidad de azúcares y calorías.

Chocolates y golosinas sin azúcar añadidos

Entre los alimentos dietéticos encontramos aquellos diseñados para personas que deben limitar la ingesta de azúcares, por ello, los productos sin azúcar añadidos utilizan en reemplazo endulzantes artificiales. Sin embargo, debemos tener mucho cuidado con estos productos, porque al reducir la cantidad de azúcar pierden algo de palatabilidad, sobre todo los chocolates. Y para compensar esto se añaden grasas que no siempre son saludables.

En el caso de los chocolates y otras golosinas sin azúcares añadidos, excepto caramelos y chicles que no poseen grasas, la reducción de azúcar se compensa agregando grasas que vuelven más agradable al paladar estos alimentos, entonces, las calorías son similares entre un producto con y sin azúcar y los riesgos que se quitan reduciendo el azúcar, se agregan por otro lado al incrementar el contenido graso del alimento.

En definitiva, lo que nos ayuda por un lado nos perjudica por otro. Un verdadero engaño que sólo podemos dejar al descubierto si miramos el contenido de grasas y los ingredientes del alimento. Si el producto supera los 30% de lípidos es un alimento muy elevado en este macronutriente y si las fuentes son grasas hidrogenadas, margarinas, manteca de cacao o aceite de palma, debemos tener más cuidado aun, pues son ingredientes con grasas trans o saturadas en alta proporción.

barra

Productos ricos en fibra que dan gran saciedad

La fibra es uno de los componentes más valiosos de los alimentos, quizá por ello el mercado la utiliza para promocionar sus productos que se venden como muy saludables, con más nutrientes y con gran poder de saciar el organismo si se consumen.

Entre los alimentos engañosos en este rubro encontramos galletas con alto contenido en fibra, cereales de desayuno y barras de cereal, que si bien pueden tener un alto contenido en fibra y dar saciedad, esconden mucho azúcar, alto contenido graso y en algunos casos, grasas trans.

Todo esto queda enmascarado detrás del “alto contenido en fibra”, pero no debe dejarse a un lado, pues generalmente los productos integrales o con más fibra no tienen el mismo efecto en el paladar que los cereales refinados, por ello se añaden grasas y azúcares que dan gran sabor y palatabilidad. Miremos la información nutricional y no nos dejemos comprar por el alto contenido en fibra únicamente.

Como podemos ver, como consumidores debemos estar atentos todo el tiempo, debemos comprender el negocio de la industria alimenticia y juzgar con conocimiento cada alimento que deseamos adquirir para su posterior consumo.

etiqueta

Mi consejo personal es que siempre intentemos ingerir alimentos con menos grado de procesamiento, en lo posible frescos y naturales, y que nunca nos dejemos llevar por el rasgo resaltado en la cara principal del envasado de un producto sino que nos remitamos a sus ingredientes e información nutricional para saber un poco más acerca de lo saludable de un alimento.

Muchas veces por querer cuidar nuestra salud con estos alimentos caemos en el engaño del mercado y lejos de beneficiar al organismo, podemos perjudicarlo.

En Directo al Paladar | Alimentos que venden falsa salud, primer muestreo de la EFSA
En Directo al Paladar | Declaración de alimentos saludables, a estudio
Imagen | Ashleigh290, mihow, Theimpulsivebuy

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

21 comentarios