Publicidad

Alerta sanitaria por toxina botulínica en un lote de conserva de atún en lata de la marca DIA

Alerta sanitaria por toxina botulínica en un lote de conserva de atún en lata de la marca DIA
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

La Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN) ha confirmado que las latas de atún en conserva inmovilizadas a raíz de una alerta activada el pasado 9 de agosto han dado positivo por la presencia de la toxina botulínica, causante de botulismo. Se trata de un lote de atún en aceite de girasol de la marca DIA, distribuidos en nueve comunidades autónomas y retirado de su venta de forma preventiva desde el día 10.

Han sido cuatro los afectados, todos miembros de la misma familia de Castilla y León, quienes se intoxicaron al comer una ensaladilla rusa casera elaborada con el mencionado atún. El producto contaminado pertenece a un lote de latas de 900 g, comercializado por la marca DIA de esta cadena, elaborado por Frinsa del Noroeste S.A., con lote 19/154 023 02587 y fecha de consumo preferente 31/12/2022.

Botulismo, una enfermedad poco frecuente pero que puede ser muy grave

El botulismo es una de las enfermedades asociadas a intoxicaciones alimentarias menos frecuentes pero más peligrosas, más común en los productos de elaboración casera. La causa las toxinas de la bacteria Clostridium botulinum, muy presente en la naturaleza, cuyas esporas son capaces de sobrevivir en ambientes sin oxígeno o alimentos como la miel, muy peligroso para niños menores de dos años.

La enfermedad la causan las toxinas que genera esta bacteria al multiplicarse, por eso es una enfermedad asociada particularmente al mundo de las conservas caseras, especialmente de verduras en aceite o de alimentos poco ácidos, con un pH por encima de 4,5. Uno de los principales problemas para identificarla es que no se suele alterar el producto afectado, sin afectar a la apariencia o sabor.

Lata

Es infrecuente, pero puede darse también en la elaboración industrial, normalmente con daños producidos después del envasado -por ejemplo, un golpe-. Una lata o bote abonbado o hinchado, con daños, oxidada, que haya perdido el vacío o que emita algún tipo de gas u olor extraño al abrirse, debe desecharse.

En el caso de este brote, por el momento solo la lata relacionada con la intoxicación de esa familia ha dado positivo por la toxina, pero Grupo DIA procedió a retirar todos los productos del mismo lote de sus tiendas. El producto se distribuyó en comercios de Asturias, Castilla y León, Cataluña, Aragón, La Rioja, Murcia, Navarra, Castilla La Mancha y Valencia.

Atun2

La cadena ha solicitado a todos los consumidores que puedan tener alguna lata de dicho lote en casa que procedan a su devolución, y se compromete a contactar directamente con los clientes susceptibles de haber comprado el producto. Además ha puesto a disposición del público un teléfono de Atención al Cliente para solventar cualquier duda o incidencia.

Fotos | iStock

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir