Compartir
Publicidad

Danone libera su colección histórica de 1.800 cepas bacterianas para celebrar un centenario repleto de buenas intenciones

Danone libera su colección histórica de 1.800 cepas bacterianas para celebrar un centenario repleto de buenas intenciones
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El CEO de Danone, Emmanuel Fabber, ha anunciado esta mañana que la multinacional que dirije compartirá su colección histórica de cepas de fermentos, que la compañía lleva atesorando desde su fundación en 1919.

Se trata, según Fabber, de la mayor colección de fermentos lácticos y bifidobacterias del mundo, varias veces mayor que la siguiente, “un tesoro construido durante los últimos 100 años explorando el mundo y caracterizando todo tipo de bacterias y fermentos”.

En la actualidad, la compañía solo utiliza en sus productos un par de docenas de las 1.800 cepas que atesoran en el Institute Pasteur. El prestigioso centro de investigación francés empezará a compartir el catálogo, que estará disponible en abieto -a través de un sistema aún por determinar-, para todos los investigadores que lo necesiten.

“Todo el mundo bacteriano trabaja en la naturaleza de una forma que la industria aún no conoce”, explica el CEO de Danone

¿Qué impacto tendrá esto en la comunidad científica? Está por ver, pero Fabber cree que “puede ser una contribución muy significativa a cómo la fermentación puede seguir resolviendo los desafíos de la alimentación”. Y no solo la alimentación.

“Todo el mundo bacteriano trabaja en la naturaleza de una forma que la industria aún no conoce”, explica el CEO de Danone. “El hecho de compartir estos recursos puede servir por ejemplo para reducir la emisión de gas metano de las vacas cambiando su microbiota. La fermentación también puede ayudar a recuperar los nutrientes del suelo. Muchos modelos agrícolas super intensivos se fijan en la planta en sí, en su crecimiento, sin cuidar el suelo. Pero la verdad es que todo empieza en el suelo, y las bacterias correctas en el momento correcto en diferentes suelos pueden acelerar su recuperación. Otros fermentos pueden usarse directamente por los granjeros para añadir valor a su producción. Tenemos que seguir investigando”.

Faber1 Fabber durante la conferencia inaugural del 100 aniversario de Danone.

Un aniversario repleto de buenas intenciones

El anuncio de la apertura de la colección de cepas ha sido la gran noticia del evento que Danone ha organizado para celebrar el 100 aniversario de su creación, en Barcelona, la misma ciudad que vio nacer a una compañía que tiene hoy su sede en París.

Pero ni España ni Francia han estado muy presentes durante una intensa jornada en la que hemos asistido a la charla de decenas de ponentes, en su mayoría estadounidenses. Como ha reconocido el propio Fabber, “EEUU es un país de extremos en lo que respecta a la alimentación, y donde está el más activo ecosistema de gente buscando soluciones”.

De una forma u otra, todo el debate ha girado en torno a la eterna pregunta sobre cuál será el futuro de la alimentación, un futuro que el científico Fabrice DeClerck ha pintado bastante negro: “No estamos logrando frenar el calentamiento global. Cuando las nuevas generaciones sean adultas será muy tarde”.

Declerk Fabrice DeClerk durante su intervención.

DeClerk es miembro de la EAT Lancet Commission, que publicó hace meses un importante estudio que instaba a transformar urgentemente el sistema alimentario mundial, mediante un cambio en los hábitos alimentarios y el sistema de producción agrícola. Sus principales conclusiones: hay que reducir la ganadería intensiva, y el consumo de carne y azúcar. Cuestiones que, a priori, no parecen beneficiar a una empresa como Danone, cuyo principal negocio (por ahora) es la venta de lácteos.

Pero Fabber ha recogido el testigo, en una rueda de prensa en la que ha insistido en la necesidad de que las grandes compañías como la que él dirige -la séptima mayor empresa de alimentación del mundo- trabajen en conjunto para producir cambios reales en la forma en que comemos.

“El gran desafío de nuestra industria es comprender la diversidad de las dietas, el medioambiente y las prácticas agrícolas para crear un sistema de alimentación que funcione en el futuro”, ha asegurado el CEO de Danone, que ha utilizado conceptos como el de “agricultura regenerativa”, difíciles de imaginar en boca de un mandamás de la industria alimentaria hace solo unos años

Fabber asegura que “hay claramente una conciencia creciente en las grandes compañías de comida acerca de la necesidad de cambiar de muchas formas”. ¿Van en serio? Solo el tiempo lo dirá, pero algo puede que estamos avanzando.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio