Compartir
Publicidad

¡No mojes el ‘crumble’! Cómo hacer (bien) los cuatro platos protagonistas del último MasterChef

¡No mojes el ‘crumble’! Cómo hacer (bien) los cuatro platos protagonistas del último MasterChef
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Entre las lágrimas, la publicidad velada -al menos se han anunciado nueve productos derivados y sin derivar, algo por lo que ya multaron al programa el pasado año- y las clases de idiomas, los concursantes de MasterChef han tenido también oportunidad de cocinar.

Eva ha sido la segunda expulsada del programa, después de presentar un arroz “malo y duro”, en una prueba de eliminación en la que los aspirantes debían elaborar dos platos de aprovechamiento con mondas de verduras, restos de pescado y hasta lo que sobró en las ollas tras cocinar en las dos pruebas anteriores.

Pero en esta edición los concursantes se han enfrentado además a diversas recetas clásicas que no son fáciles de elaborar con solvencia (y menos con cronómetro) y sin las instrucciones adecuadas. Repasamos las mejores de ellas.

1. Crumble con fresas

crumble de fresas asadas

Ha sido uno de los momentos más comentados del último MasterChef. El equipo azul, capitaneado por Víctor, tenía que preparar un crumble con fresas estofadas, que ha sido el hazmerreír de Samantha Vallejo-Nágera.

Este postre, de origen anglosajón, está formado por una capa de fruta fresca cubierta por una mezcla de harina, azúcar y mantequilla, que se cuece en el horno. El calor reblandece la fruta y endurece la cubierta o crumble, que no es más (ni menos) que una masa de galleta en migas.

Se trata de un postre sencillo y versátil, que se puede elaborar con muchas frutas, y con estos consejos conseguirás que te quede perfecto.

2. Carrillera de cerdo

Carrillera

Las carrilleras elaboradas por Jon lograron la felicitación del jurado pero ¿cuál es el secreto para hacerlas en casa?

La carrillera o carrillada es un corte de carne que se extrae de la cara del animal, ya sea vaca o cerdo, y es su músculo masticador, es decir, moflete. Esta pieza de casquería, a la que no se le daba gran valor hace solo una década, se ha convertido hoy en una delicatessen.

Si la cocinamos a fuego lento y sin prisas, se convierte en un bocado meloso, jugoso y sabroso, como ocurre con estas carrilleras de cerdo al vino tinto.

3. Corvina en salsa verde

Merluza Salsa Verde

La salsa verde es sencillamente un sofrito a base de ajos en el que se introduce un pescado enharinado a la que se le añade vino blanco y un fumet. Cuando se reduce la salsa se le añade perejil fresco, que le da su característico color verde.

La merluza en salsa verde es uno de los platos icónicos de la cocina vasca, pero esta misma receta se puede utilizar con otros pescados blancos, como la corvina, que ha sido una de las protagonistas de esta entrega de MasterChef, y ha aparecido además en numerosos platos de la prueba de eliminación, que se realizaba con sobras de las anteriores fases del programa.

Además de integrar la corvina en una buena salsa verde os recomendamos también cocinarla con espárragos verdes en salsa romesco esta con costra de mayonesa, a la plancha acompañada de un cuscús negro o con costra de mayonesa y vinagreta escondida.

4. Boeuf bourguignon

Beouf

Este clasicazo de la cocina francesa ha sido el protagonista de la primera prueba del programa, después de que Vallejo-Nágera corrigiera a todo el mundo por no saber hablar francés.

Aunque Victor salió airoso con este guiso de carne y vino tino, lo cierto es que lo ideal es cocerlo a fuego lento para que alcance todo su esplendor, para lo que se necesitan cuatro horas en una olla convencional y en torno a ocho en crock pot. Ahora bien, es un plato mucho más fácil de lo que parece y que no falla nunca.

Imágenes | RTVE y Lori L. Stalteri
En Directo al Paladar | Por qué MasterChef tiene que fastidiar cada vez más a los concursantes
En Directo al Paladar | ¿Para qué sirve MasterChef y qué fue de los ganadores de las anteriores ediciones?

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio