Cómo hacer un frosting de queso crema o cream cheese frosting para tartas, cupcakes y todo tipo de postres

Cómo hacer un frosting de queso crema o cream cheese frosting para tartas, cupcakes y todo tipo de postres
Sin comentarios
6 votos

Son muchas las recetas que en nuestra casa se pueden beneficiar de un frosting de queso crema, aunque lo más habitual es que pensemos en la carrot cake y en la tarta red velvet, pero la realidad es que podemos sacarlos de ellas y llevarlos mucho más allá.

Todo tipo de postres fáciles y rápidos, meriendas, de tartas, de pasteles o de bizcochos pueden ganar en intensidad, cremosidad y sabor a costa de este sencillo frosting de queso crema que, como vais a ver, se resuelve en diez minutos.

La clave es que el queso crema coja también algún sabor externo, en ese caso será esencia de vainilla, para que no sea tan soso, pero entre la vainilla, la mantequilla y el propio queso el resultado es perfecto.

También vuestras magdalenas tradicionales, los muffins y los cupcakes serán los grandes beneficiados de utilizar a este cremoso primo del fondant y que os servirá para dar nueva vida a un montón de repostería sin esfuerzo.

Ingredientes

Para 1 unidades
  • Queso crema 250 g
  • Mantequilla en pomada 140 g
  • Azúcar glasé 140 g
  • Esencia de vainilla gotas 3

Cómo hacer frosting de queso crema

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 10 m
  • Elaboración 10 m

En un robot de cocina o en un bol con varilla mezclar muy bien el azúcar con la mantequilla en pomada durante dos o tres minutos.

Añadir el queso crema y la vainilla y seguir integrándola hasta que quede homogéneo. Utilizar o reservar en sitio fresco pero no en la nevera ya que se endurecería mucho.

Con estas cantidades sale frosting para unos ocho o diez cupcakes o para cubrir una tarta de unos 22 centímetros de diámetro.

6 votos

Juego de 6 juegos de cocina de silicona que incluyen cepillo, cuchara, espátula, antiadherente y resistente al calor, espátula de silicona para cocinar y hornear, apto para lavavajillas (NEGRO)

Cómo utilizar el frosting de queso crema

Lo único que hay que hacer es cubrir con el frosting nuestros dulces favoritos tras haber enfriado bien (el postre, no el frosting) para que no se nos derrita cuando lo coloquemos. Además es conveniente que el frosting de queso crema no se guarde en la nevera porque se endurece en exceso, así que mantenedlo en un lugar fresco de la cocina hasta que lo utilicéis.

En DAP | 71 recetas de postres fáciles y rápidos
En DAP | Las 127 mejores recetas de desayuno de Directo al Paladar: de lo más saludable a lo más contundente

Temas
Inicio