Compartir
Publicidad
Publicidad

Un día en la Ciudad del Vino de Marqués de Riscal

Un día en la Ciudad del Vino de Marqués de Riscal
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace unos días fuimos invitados por Marqués de Riscal a conocer más de cerca su Ciudad del Vino, coincidiendo con la reinauguración de su bodega de 1883 y la presentación de su página web. La Ciudad del Vino aúna tradición y modernidad, uniendo en un mismo terreno una bodega antigua con el impresionante edificio proyectado por Frank Gehry que acoge el hotel Marqués de Riscal, dentro del cual se encuentran el Restaurante Marqués de Riscal, y el Bistró 1860.

El primer contacto tras nuestra llegada fue una cena de maridaje en el salón Chirel, ubicado en el edifico San Vicente, unido a la bodega moderna. Antes de entrar en el salón, pudimos admirar una exposición sobre el proyecto del hotel, así como comprobar que estábamos en el corazón tecnológico de la bodega, junto al centro de control de operaciones.

Francis Paniego es el encargado de asesorar en todo lo referente a la restauración, mano que se nota una vez en el plato: la oferta es cuidada y de categoría, de ello pudimos dar fé en dos ocasiones, tanto en la cena, en la que destacaron platos como el corte de queso, miel y trufa sobre un canto del río Oja o la cuajada de foie gras con caviar de vino tinto, como en la comida del día siguiente en el restaurante Marqués de Riscal, con un tradicional potaje de garbanzos con rape y almejas, o unas supremas carrilleras de ternera.

A la mañana siguiente nos esperaba un rosario de actividades, teniendo como eje central la visita a las bodegas, tanto a las instalaciones modernas como a la renovada bodega de 1883. La visita se trufó con la presentación de la página web, y unos grandes momentos en el Aula Marqués de Riscal.

Presentación de la web de Marqués de Riscal

Web Marqués de Riscal

Tras años de contar con una web que se podía considerar como un catálogo estático, Marqués de Riscal ha decidido adaptarse a las nuevas tecnologías con el objetivo de interactuar con sus potenciales clientes, ofreciéndoles una información clara y de carácter visual. Las videocatas, realizadas por Jesús Bernard, son una de las novedades que se incorporan, a las que se accede a través de las fichas de cada vino.

En esta nueva web se ofrece una información integral sobre todo lo relacionado con los distintos aspectos que rodean a Marqués de Riscal y su ciudad del vino, ya sea realizar una reserva en el hotel, escoger un vino, planificar una visita a la bodega o realizarla virtualmente, así como acceder al canal Marqués de Riscal TV.

El diseño es sencillo, sin pesadas introducciones ni enrevesados caminos, va al grano en lo que pretende: ofrecer una información lo más clara e inmediata posible. Se complementa con el acceso a sus canales en redes sociales, Twitter, Facebook y Youtube, completamente integrados y en constante actualización.

La nueva bodega de 1883

Bodega de 1883

La bodega se ha reconvertido totalmente con nueva tecnología, coincidiendo con la compra por parte de Marqués de Riscal de las Bodegas Domecq en Elciego, concretamente de la marca Marqués de Arienzo, así como varias fincas colindantes, que suponen ya 500 hectáreas de viñedos en propiedad. Esta adquisición introdujo a la marca en el mundo de los crianzas, acostumbrados hasta ese momento a los reservas y grandes reservas. Todos estos cambios hicieron necesaria una remodelación que posibilitara producir los vinos premium y superpremium en una bodega renovada.

Bodega de 1883

Tan solo hacía unos días que la bodega estaba en funcionamiento, muros centenarios en un dulce contraste con materiales nuevos y tecnologías punteras como la criogenización, o depósitos de roble francés en un recinto climatizado. Comprobamos cómo se realizaba el proceso de selección manual de la uva, en una mesa junto a la puerta, al aire libre.

De allí la uva se transporta mediante un proceso mecanizado y limpio que permite que entre la vendimia y la barrica pase el menor tiempo posible. Cada barrica tiene una pizarra con los datos necesarios para identificar su procedencia y la fecha de cosecha, y en la sala principal, una pantalla muestra toda la información de trabajo, pudiendo ser consultada con facilidad en cualquier momento.

El aula Marqués de Riscal

Por suerte dentro del apretadísimo programa tuvimos tiempo de conocer el Aula Marqués de Riscal. Allí nos esperaba Rafael Ruiz Isla para hablarnos de la necesidad de un espacio de formación para profesionales de sala, ya que el camino del vino no termina cuando este sale de las bodegas, sino que el almacenamiento y trato en sala es fundamental para la imagen final del vino, un aspecto que ya no está en las manos de los bodegueros, y que recae con suma importancia en quien manipula el vino. Estas palabras de Ruiz Isla sintetizan bien la cuestión:

Si rompemos la cadena de conocimiento y cuidado, todo el esfuerzo se va al garete, la botella sigue teniendo nuestro nombre pero cambia la calidad.

La que fuera Aula Marqués de Arienzo, cambia de denominación con la compra de las bodegas Domecq en Elciego, llamándose desde el pasado mes de abril Aula Marqués de Riscal. Fundada en 1991, han sido más de 15.000 los alumnos que se han formado en ella hasta la fecha. Dentro del programa se suele catar toda la gama Riscal, realizando más tarde un pase por la bodega y finalmente una cata de varietales en profundidad.

Nuestra jornada finalizo con una visita a la finca Castejones, rodeados de viñas por los cuatro costados, rematando veinticuatro horas intensas en las que respiramos vino y tradición.

Más información | Marqués de Riscal En Directo al Paladar | Enoturismo en España: bodegas especiales, lugares únicos

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos