Compartir
Publicidad
Publicidad

Aguacates congelados, un as en la manga

Aguacates congelados, un as en la manga
Guardar
13 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Que levante la mano quién haya tenido que tirar un aguacate tras abrirlo y descubrir que no estaba en buen estado, o quien haya comprado aguacates y no hayan madurado lo suficiente llegado el momento de utilizarlos. Veo muchas manos levantadas, y es que eso es algo que sucede a menudo y pude aguar los planes gastronómicos del día con nefastas consecuencias, ya que si hemos invitado a los amigos a comer aguacate con gambas y se da alguna de las anteriores circunstancias, tendremos que improvisar sobre la marcha y cambiar el menú, lo que puede no resultar nada fácil si además es un día festivo y las tiendas están cerradas.

Aquí es donde entran en juego los congelados, que todavía arrastran una injustificada mala fama, y que en muchas ocasiones pueden ser unos estupendos aliados en la cocina.

Hace poco pensé un menú para el fin de semana que tenía aguacates como base, pero una vez comprados estos, empezamos a mirarnos mutuamente con malos ojos. Yo no confiaba en que me respondieran como es debido llegado el día de la comida, de manera que puse rumbo a una tienda de congelados y me traje a casa varias bolsas de aguacates; helados, limpios, sin piel, y partidos en mitades, tenían un aspecto magnífico.

Aguacates

Por si acaso, me dije, así que llegado el momento abrí los aguacates naturales y mis sospechas se confirmaron en un 50%. Algunos estaban deteriorados, con manchas grises y marrones en la pulpa, imposibles de utilizar en un plato decente. Así que lanzando un suspiro de alivio abrí el congelador y abracé a mis queridos y ateridos aguacates, que tras media hora lucían estupendos y me sacaron de un apuro.

El resultado es bastante bueno, y si el proceso de descongelado se hace sin que intervenga calor, apenas se nota la diferencia. Siempre es mejor utilizar un aguacate descongelado que uno demasiado maduro o deteriorado.

Así que ya sabéis, tened siempre aguacates en el congelador, y seguid comprando frescos con la seguridad de que si salen malos, podréis echar mano de un gélido salvavidas. ¿Dónde encontrarlos? En las tiendas de congelados e incluso en algún servicio de venta a domicilio.

Imágenes vía | Nate Steiner y j_silla en Flickr
En Directo al Paladar | Receta de cocktail de langostinos de Jamie Oliver
En Directo al Paladar | Cocktail de aguacate. Receta

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos