Compartir
Publicidad
Publicidad

Oro, el aderezo con más glamour

Oro, el aderezo con más glamour
Guardar
6 Comentarios
Publicidad

Parece ser que últimamente está de moda utilizar el oro como aderezo de platos y bebidas. Y eso que es un metal insípido e inoloro. Esto es, que no tiene ni sabor ni olor. ¿No les parece como mínimo curioso que se condimenten platos con un ingrediente que nada aporta organolépticamente hablando?

Pues bien, de un tiempo a esta parte se pueden encontrar en el mercado diversas elaboraciones con virutas o papel de oro, y hasta de plata. Como ejemplo el espumoso valenciano 24k Gold —recientemente descalificado de la D.O. Cava, por cierto-, o estos “saleros de oro” listos para aderezar de la marca Orogourmet que ven en la foto de arriba.

¿Qué es lo que aportan en la gastronomía? Pues bien, tanto el oro como la plata son considerados reglamentariamente como colorantes alimenticios, E-175 en el primero de los casos y el E-174 en el segundo. Son por tanto meros adornos, artificios, aquello que se pone para la hermosura o mejor parecer de personas o cosas, que diría la RAE.

Eso sí, con mucho glamour. Eso no hay quién se lo quite.

Más información | Orogourmet
En Directo al Paladar | Oro comestible, la cocina de los kilates
En Directo al Paladar | Cava 24K, cava con polvo de oro para brindar esta Navidad

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos