Publicidad

Apple pie, así se prepara el pastel americano más popular

Apple pie, así se prepara el pastel americano más popular
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

Es una tarta de manzana, pero no cualquiera: la conocida como apple pie es un auténtico icono de la gastronomía estadounidense. Tanto es así que apareció en 'American Cookery', el primer libro de recetas publicado en el país por una autora estadounidense, Amelia Simmons.

Si bien no es una elaboración originaria de EE UU (los colonos importaron las pies o tartas saladas, germen de esa apple pie), sí cuenta con mucho arraigo y tradición. Y, como puede ocurrir en España con las paellas o las tortillas de patata, cada familia tiene su propia receta, perfeccionada durante generaciones.

Preparar en casa una apple pie al más puro estilo estadounidense es sencillo… y tiene truco: emplear como base la masa brisa de Buitoni. Fácil de manipular, su textura fina y firme aportará a la tarta un crujiente resultado que, combinado con el sabor de las manzanas, nos acercará un pedazo de la tradición culinaria del país norteamericano  en cada bocado.

Ingredientes

  • 2 masas brisa de Buitoni
  • 1,2 kg de manzanas Golden
  • 125 g de azúcar moreno
  • 1 cucharadita de postre de canela en polvo
  • 20 g de harina de maíz
  • 25 g de harina de almendras
  • 1 huevo para pincelar

Tiempo de preparación

15 minutos

Tiempo de cocción

45 minutos

Dificultad

Fácil

Elaboración de una apple pie paso a paso

Sin contar el tiempo de horneado, apenas se tarda un cuarto de hora en preparar una apple pie, así que no hay excusas para no darse un capricho en forma de tarta de vez en cuando. Ingredientes sencillos y proceso fácil: allá vamos.

Pelamos y cortamos las manzanas

En primer lugar, precalentamos el horno a 180 ºC. Mientras, descorazonamos, pelamos las manzanas y las cortamos en láminas no muy finas.

A continuación, mezclamos en un bol el azúcar moreno, la canela y la harina de maíz. Agregamos las manzanas y removemos hasta que la fruta quede bien impregnada del resto de ingredientes.

Damos forma a la apple pie

Desenrollamos una de las láminas de masa brisa y forramos con ella un molde de tarta. Repartimos sobre esa masa la harina de almendras y colocamos poco a poco las láminas de manzana.

Una vez colocada toda la fruta, cubrimos la tarta con la otra lámina de masa, presionando bien los bordes con las manos para formar pliegues y cerrar bien nuestra apple pie.

Pintar Applepi

Últimos retoques y a hornear

Con la tarta ya montada, pintamos con huevo batido. Después, hacemos un corte en el centro en forma de cruz y cuatro cortes más para evitar que la masa se quiebre en el horno y darle la forma clásica de apple pie.

Horneamos durante unos 45 minutos o hasta que la superficie esté dorada.

Trucos y consejos

Esta histórica receta es muy fácil de elaborar, pero el resultado mejorará si seguimos algunos trucos. En primer lugar, un problema recurrente al preparar esta tarta es que la capa exterior de la masa se empape de la humedad de las manzanas y tome la forma de estas antes de la cocción. En ese caso, al hornear la tarta, la masa mantendrá esa forma, mientras que las manzanas, al cocinarse, reducirán su volumen: quedará un hueco entre la masa y el relleno.

Para evitarlo, se pueden macerar las manzanas con el azúcar previamente en un colador: así soltarán la humedad en forma de jugo. Otra opción es cocinar las manzanas ligeramente, ya sea en el microondas (en intervalos de 30 segundos para que no se quemen) o en un cazo.

Si, durante el horneado, vemos que la capa exterior de la masa se está dorando, pero el conjunto de la apple pie aún necesita más tiempo, se puede tapar la tarta con un papel de aluminio para evitar que se queme.

Apple Pie

Con qué acompañar una apple pie

Esta clásica tarta de alma estadounidense es un postre consistente, por lo que se convierte en el compañero ideal de una comida ligera.

Una apple pie debe tomarse templada para que el relleno mantenga su aspecto de compota y, como acompañamiento, se puede servir junto a una bola de helado de vainilla o de caramelo salado. Conseguirás un resultado especialmente yanqui.

Otras recetas de apple pie

Si bien esta receta es la más sencilla y clásica, admite variantes y reinterpretaciones. Por un lado, para contrarrestar el toque ácido de las manzanas, se puede añadir, como parte del relleno, unos cubos de mantequilla, que le darán un sabor más cremoso (cuanto más artesanal sea la mantequilla, mejor).

En otras versiones, podemos incorporar nueces picadas al relleno para aportarle un toque crujiente a cada bocado. Incluso hay quienes, en una interpretación más libre, eliminan la segunda capa de masa y coronan su apple pie con un delicioso y esponjoso merengue, al estilo del lemon pie. Otra receta que bien merece un puesto en la lista de clásicos estadounidenses.

Si quieres descubrir más recetas y trucos para cocinar con masa de hojaldre, empanada, brisa u obleas, te lo contamos todo en el Espacio Triunfa con Buitoni.

Consejo ofrecido por la marca

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio