Publicidad

Empanadas criollas: la edad dorada de una elaboración de origen humilde

Empanadas criollas: la edad dorada de una elaboración de origen humilde
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

Si nuestra típicas empanadillas son un plato fácil de comer y delicioso para cualquier paladar, hoy queremos daros a conocer una variedad argentina conocida como empanadas criollas. Se trata de una especialidad muy sabrosa que se ha hecho un hueco en las mesas de todo el mundo, tan nutritiva que puede ser la solución para una comida en el trabajo o la cena de toda la familia.

Su preparación es un poco más sofisticada que las tradicionales empanadillas de atún y huevo duro, pero no reviste ninguna complicación. El sabor merece la pena y, como las obleas Buitoni son muy fáciles de doblar y cerrar, no se rompen ni se pegan, el proceso es fácil y el plato, perfecto.

Ingredientes

  • 1 paquete de obleas grandes Buitoni (280 g)
  • 250 g de lomo de ternera
  • 3 cebollas
  • 1/4 taza de aceituna picadas
  • 4 huevos duros picados (solo la clara)
  • 2 cebolletas
  • 1/2 cucharada de comino molido
  • 1/2 cucharada de cebollino finamente picado
  • Pimienta negra recién molida y sal (al gusto)
  • 1 cucharada de ají molido
  • 1/2 vaso de vino blanco
  • Aceite de oliva
  • 2 cucharadas de pimentón dulce
  • 1 pimiento rojo
  • 1 huevo para pintar

Tiempo de preparación

25 minutos

Tiempo de cocción

25 minutos

Dificultad

Fácil

Cómo hacer empanadas criollas paso a paso

Primeros pasos con la carne

El ingrediente estrella del relleno es la carne y, para este plato, es lo que empezaremos a trabajar. Eso sí, una recomendación con el relleno: mejor si lo hacemos el día anterior y dejamos macerar la carne toda la noche. Dicho esto, empecemos cortando el lomo de ternera a cuchillo en tiras pequeñas iguales.

Adobamos y freímos

A continuación, machacamos en un mortero el ají molido, el pimentón, el comino y una cucharada de vino blanco. Adobamos los trozos de carne con la pasta anterior y sazonamos al gusto con un poco de pimienta y sal.

Luego, los freímos ligeramente en una cazuela con 2 cucharadas de aceite de oliva y reservamos con su jugo.

Preparamos el sofrito

Empanadacriolla 1

Picamos las cebollas, las cebolletas y el pimiento en juliana. Añadimos más aceite y sofreímos la cebolla y el pimiento a fuego muy lento, que se ablanden, pero que no se doren. Echamos a los 10 minutos el vino blanco. Cuando el sofrito ablande, añadimos la ternera con su caldo. Rectificamos de sal y pimienta y que reduzca, pero que quede con caldo para que la empanada sea jugosa.

Mezclamos el relleno

Añadimos la clara de huevo duro picada en trozos grandes y las aceitunas muy picadas. Mezclamos todo el relleno y lo dejamos enfriar.

Rellenamos las obleas y cerramos

Extendemos las obleas sobre la encimera y repartimos entre ellas el relleno, que debe estar frío para que la masa aguante bien a la hora de freír.

Empanadacriolla 6

Pintamos el borde de la empanada con un poco de huevo batido, cerramos y la sellamos por los bordes trenzando la parte inferior sobre la superior con la ayuda de un tenedor.

Freímos u horneamos, como más nos guste

Freímos en abundante aceite de oliva muy caliente hasta que las empanadas estén doradas. Si queremos hacerlas horneadas, las meteremos en el horno precalentado a 200 ºC durante unos 20-25 minutos o hasta que la masa esté bien dorada.

Empanadacriolla 12

Recordad que hemos de utilizar un papel apto para hornear sobre la bandeja en la que coloquemos las empanadas y desechar el que viene en el paquete de obleas Buitoni. Las ponemos en un plato con papel de cocina para que absorba un poco el aceite sobrante y servimos.

Origen de estas empanadas

Aunque el origen de la empanada no está claro, algunas fuentes lo sitúan en la antigua Persia. Lo que sí se sabe es que su preparación en España se remonta bastantes siglos atrás, concretamente a la Edad Media, pues la primera mención que se tiene de esta receta en España data de 1520, en una mención de un libro de cocina catalana.

En Argentina es uno de los platos típicos más populares de su gastronomía y algunos lo han bautizado como la comida del trabajador porque su formato es fácilmente transportable y conserva bien el guiso en su interior, de forma que los trabajadores podían llevarla consigo y disfrutar de una receta completa para el almuerzo. Estas pequeñas empanadas han extendido su presencia a fiestas, celebraciones, tentempiés...

Empanadacriolla 13

En la actualidad, su popularidad no ha decrecido y continua siendo un elemento básico en la cultura alimentaria argentina. En las esquinas de las calles y en las ferias se ofrecen empanadas frescas como comida callejera para llevar para los caminantes, que las degustan al momento.

En España se han puesto de moda, viviendo una edad de oro, con locales dedicados exclusivamente a prepararlas y servirlas con múltiples opciones de rellenos.

Otras recetas de empanadillas criollas

El relleno más común de las empanadillas criollas es el de carne de cerdo, pollo o ternera, ya sea picada o troceada. Pero también pueden rellenarse con marisco o pescado, por ejemplo, merluza, gambas o mejillones; verduras y hortalizas, como espinacas, calabaza, calabacín o berenjena; quesos del tipo roquefort, Brie o de cabra... En definitiva, admiten casi cualquier ingrediente, pues están deliciosas de cualquier manera.

Empanadacriolla 10

El repulgue es el cierre que se hace a las empanadillas. Existen varias versiones, desde el sencillo doblez y sellado con la ayuda del tenedor al clásico cierre utilizando los dedos pulgar e índice para coger un poco del borde de la masa y llevarla hacia el lado opuesto presionando ligeramente.

Si quieres descubrir más recetas y trucos para cocinar con masa de hojaldre, empanada, brisa u obleas, te lo contamos todo en el Espacio Triunfa con Buitoni.

Consejo ofrecido por la marca

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio