Compartir
Publicidad

Receta básica de crema de zanahoria (cuando menos es más)

Receta básica de crema de zanahoria (cuando menos es más)
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Muchas veces nos complicamos la vida en la cocina y rizamos el rizo a recetas que son deliciosas en su versión básica. Esto es lo que ocurre con la crema de zanahoria, un clásico que nos ha dado por versionar con especias y otros añadidos que, si bien aportan toques interesantes de sabor, dan como resultado variantes que nada tienen que envidiar a la receta más sencilla.

Nada tenemos en contra de las versiones. Es más, en Directo al Paladar hemos preparado varias: crema de zanahoria al curry, crema suave de zanahoria con langostinos y brotes y crema especiada de calabaza y zanahoria. Sin embargo la receta básica de crema de zanahoria nos parece insuperable. En la sencillez está el secreto de su éxito. Te invitamos a prepararla.

Ingredientes

Para 4 personas
  • Cebolla grande 1
  • Zanahoria mediana 7
  • Caldo de verduras o de zanahoria 1 l
  • Nata líquida para cocinar 150 ml
  • Sal
  • Pimienta blanca molida
  • Aceite de oliva virgen extra

Cómo hacer crema de zanahoria

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 30 m
  • Elaboración 8 m
  • Cocción 22 m

Pelamos la cebolla y la cortamos en juliana fina. Calentamos un poco de aceite de oliva virgen extra en una cacerola y pochamos la cebolla, a fuego medio, durante cinco minutos sin dejar que llegue a tomar color. Mientras tanto lavamos las zanahorias, retiramos y desechamos los extremos y cortamos en rodajas.

Agregamos la zanahoria a la cacerola, removemos y rehogamos un par de minutos. Regamos con el caldo, salpimentamos y llevamos a ebullición. Cocemos a fuego medio durante 15 minutos o hasta que la zanahoria esté tierna. Trituramos y añadimos la nata líquida. Mezclamos bien y servimos inmediatamente.

Paso A Paso Crema De Zanahoria

Con qué acompañar la crema de zanahoria

A esta crema de zanahoria le va de perlas un chorrito extra de nata líquida a la hora de emplatar, unos croutons, unos kikos triturados o un poco de cebolla frita crujiente. Es perfecta para la hora de la cena en días fríos si la tomamos bien caliente, pero también se puede disfrutar templada en cualquier otra época del año.

En Directo al paladar | Crema de calabacín, puerro y queso. Receta clásica reinventada
En Directo al paladar | Sopa castellana. Receta

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio