Compartir
Publicidad
Publicidad

La ratafia

La ratafia
Guardar
15 Comentarios
Publicidad

La ratafia es un aguardiente macerado con nueces verdes y hierbas aromáticas propio de Cataluña.
De un color caramelo y que aún hoy se sigue elaborando de manera artesanal en muchas casas catalanas.

La ratafia es un brebaje de receta variable según la zona y incluso la receta es distinta en cada casa aunque la base siempre es un aguardiente neutro o un anisado (también se pueden mezclar) en los que se maceran nueces verdes y un buen numero de hierbas y especies tales cómo la canela, la nuez moscada, el anís estrellado, el clavo, la marialuisa, alguna piel de cítrico, y un largo etcétera.

La tradición manda recoger todas las hierbas la noche de San Juan ya que dicen que es el momento optimo para las nueces y las hierbas. Sea o no sea esa noche si que tiene que ser a finales de Junio, cuando la nuez aún es verde y la podemos usar para la elaboración de la ratafia.

Una vez hecha la mezcla, ésta se guarda en un bote de vidrio, se tapa y se deja macerar cuarenta días a “sol i serena” (al sol y al claro) lo que es lo mismo que en el patio o en el jardín.

Pasados estos 40 días, este licor ya de color oscuro se cuela por un colador de tela o un filtro de papel y se deja reposar al menos dos meses más en botella. Tradicionalmente se prueba la ratafia del año por Navidad.

El resultado es esa bebida característica, un poco densa de color caramelo de gusto dulce y fino que se usa tradicionalmente cómo digestivo para acabar una buena comida y su graduación es de alrededor de 27º.

En la cocina, la ratafia es usada para acompañar elaboraciones ya sean dulces o saladas en forma de gelatinas, reducciones, salsas, sopas, etc.

En Directo al Paladar | Torrijas de panetone
En Directo al Paladar | Carmencita o la buena cocinera

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos