Compartir
Publicidad

Visita al bar de hielo "Artico Ice Bar" de Honningsvåg

Visita al bar de hielo "Artico Ice Bar" de Honningsvåg
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En mi visita a la Laponia Noruega del pasado verano, tenía la idea de que iba a pasar bastante frío, pero era por desconocimiento ya que el clima del Norte de Noruega en verano, aunque sea fresco es muy llevadero. Tanto es así que el día que pasé más frío fue cuando visité el "Artico Ice Bar" de Honningsvåg, un bar de hielo regentado por españoles donde pude tomar una copa sin alcohol servida en un vaso de hielo.

Si nunca habéis ido a un bar de hielo, la experiencia puede resultar chocante porque hay que seguir una serie de instrucciones y recomendaciones, ponerse una ropa especial para la ocasión y moverse por los espacios de forma diferente a como sería la experiencia en un bar normal. Eso sí, es divertido, recomendable y podréis haceros fotos y selfies para recordar el momento inolvidable.

tienda_artico-1.jpg

El Artico Ice Bar está situado en una nave junto al puerto en Honningsvåg y se accede al interior a través de una bonita tienda en la que ya pude ver los primeros artículos navideños del año. La tienda da acceso al pub, al que se entra tras ponerse un gran anorak rojo con forma de capa y unos guantes para poder resistir la temperatura interior.

ponchos_artico_ice_bar.jpg

El bar está construido con bloques perfectos de hielo transparente, a los que se han conectado leds de luz azul que le dan el peculiar aspecto. Dentro no hay mucha luz, a semejanza a los pubs y bares de copas tradicionales, y con la ropa de abrigo y la capa o poncho encima, no se percibe un frío especial.

El Artico Ice Bar no funciona todo el año, sino en la época de primavera a verano, cuando el calor exterior hace apetecible entrar a refrescarse. La tienda de recuerdos sí funciona todo el año, mientras el clima lo permite.

Como en el bar de hielo no se consume alcohol sino zumos y cócteles sin alcohol, el horario resulta peculiar ya que abre a las 10 de la mañana, quizás para aprovechar las horas de llegada de los cruceros turísticos que pasan por Honnigsvåg, estando en funcionamiento hasta las 5 de la tarde o las 9, según la época del año.

El interior del Artico Ice Bar tiene algunas "barras" donde se sirven las copitas, algunos bancos de hielo cubiertos con pieles para que no nos quedemos pegados y otros elementos decorativos como un gran oso polar, un trineo y otros objetos que asociamos al Polo Norte.

iglu-1.jpg
De todos ellos, el que más atrae a todos los visitantes es el iglú construido también, -obviamente- con hielo y que permite entrar a su interior para disfrutar de un momento de intimidad o simplemente para tener esa sensación de estar dentro de una casita de hielo. La entrada es un poco complicada ya que hay que arrastrarse para pasar y la capa o poncho no facilita la tarea.

En cuanto a las consumiciones, el precio de entrada cuesta menos de 20 euros y te incluye dos "chupitos" de licor sin alcohol en vaso de hielo. Esto hace que también esté permitida la entrada a los niños, si van acompañados de un adulto, a un precio especial de unos 6 euros.

chupitos_hielo.jpg

Para evitar que los vasos se nos peguen a la mano, los vasos hechos con un molde de hielo se entregan envueltos en una servilleta. Tras tomar la consumición podéis lanzar el vaso al puerto, donde se disolverá en el mar. Al final, resulta una curiosa e inolvidable experiencia, dentro de un viaje a la zona situada más al Norte de nuestro continente.

Artico Ice Bar

Honnigsvåg, Noruega
Página Web con más información

En Directo al Paladar | Comer en Noruega, un mundo de sabores, además del salmón En Diario del Viajero | King Crab Safari, probando el cangrejo Real

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio