Compartir
Publicidad
Publicidad

Atención amantes de la gastro-historia: el Palacio Real de Madrid abre sus cocinas al público

Atención amantes de la gastro-historia: el Palacio Real de Madrid abre sus cocinas al público
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En contadas ocasiones, como la Noche en Blanco 2010 y el Gastrofestival 2013, se han abierto las puertas de la Real Cocina del Palacio Real de Madrid al gran público. Un momento extraordinario para conocer de cerca cómo se elaboraba el menú de reyes.

Desde hoy, las puertas de estas regias cocinas vuelven a abrirse. Formarán parte de las estancias incluidas en la visita habitual al Palacio Real o se podrán visitar de forma independiente. Estos son sus secretos.

Cocina Del Ramillete O De La Reposteria Con Vasares Del Reinado De Isabel Ii Y En El Centro Gran Mesa De Alamo Negro De Aranjuez De 1884

Oportunidad única de entrar hasta la cocina

En el sótano del Palacio de Real de Madrid se esconde uno de los secretos mejor guardados de la Corona: su Real Cocina. Un burbujeante mundo que fue renovado por orden de Isabel II y Alfonso XII entre los años 1861 y 1880, y que desde entonces conserva su distribución y utensilios.

Chocolateras Lecheras Y Heladeras De La Cocina De La Reposteria

Durante el antiguo Régimen, los servicios gastronómicos se divían en 14 “oficios de boca”: Panetería, Cava, Frutería, Confitería, Cerería, Buxería, Ramillete, Repostería; Sausería, Guardamangier, Potagería, Cocina de Estado, Estado de Damas y Cocinas de Boca.

En 1815 se concentraron en dos: El Ramillete -que asumió las funciones de los ocho primeros- y la Cocina de Boca, que incorporó todos los restantes adoptando el nombre de Real Cocina con el que llega a 1931.

Aquí se vivía el ajetreo y bullicio de guisos a fuego lento en las cazuelas de cobre estañado, los aromas de dulces y bollería recién hecha que desfilaba hacia los comedores.

Podemos imaginar el sonido de los golpes de los morteros de alabastro y los cuchillos sobre una curiosa mesa de madera cortada a la contra, y el crepitar de cochinillos o corderos enteros girando en el horno parisino del siglo XIX.

Cocina Grande O Sala De Fogones Con El Fogon De Briffault 1906 En Primer Termino Y El De Lemaitre 1861 Al Fondo

Fogones de reyes y presidentes republicanos

Hasta el final del reinado de Alfonso XIII y durante la II República Española -entre 1931 y 1936, cuando fue residencia del presidente republicano, Manuel Azaña-, los inquilinos y personal de servicio que trabajaba en el Palacio comían a diario las delicatessen que salían de estas cocinas. Y después quedó en desuso salvo ocasiones especiales y cenas de gala.

Aunque en las últimas décadas, la Real Cocina solo servía de apoyo y se ha sustituido su labor por catering externo, en la boda de los actuales reyes, en 2004, el personal de seguridad y servicio sí comieron lo que prepararon estos fogones de carbón.

Palacio Real Facebook2

Cuenta la leyenda que el rey Alfonso XIII solía quejarse porque "cuando comía en el Palacio Real, la sopa siempre llegaba fría a la mesa"

Y solo cuando estuvo en el exilio pudo comer caliente. Cinco pisos separan las cocinas -situadas en los sótanos- de los comedores.

Pero esta anécdota no aparece documentada en ningún sitio y además existía un montaplatos efectivo que trasladaba las comidas rápidamente.

Lo que sí está documentado, porque dejó por escrito la queja varias veces, es que Manuel Azaña no disfrutaba de las cenas de Estado en el Salón de Columnas porque se moría de frío en la estancia.

Piezas De Cobre Anteriores A 1850 Con Inscripciones Que Identifican La Cocina Del Real Sitio Al Que Pertenecian Originalmente

Si nos fijamos en los utensilios de cobre -estañados cuidadosamente para evitar intoxicaciones- veremos el logotipo de la Corona y debajo la expresión "Real Cocina" o "R.S", cuando eran piezas procedentes de otros Reales Sitios como Aranjuez, San Ildefonso y El Pardo.

Un curioso "armario caliente eléctrico" del reinado de Alfonso XIII, con su escudo y Corona bruñidos en oro, mantenía caliente la comida durante el servicio.

En la Cava, donde se conservaban los vinos y licores dignos de reyes, un vetusto baúl con llave no menos antigua tiene repujado en el lomo el mismo logotipo y debajo las palabras "R. Platería". Podemos imaginar su contenido y el por qué de esa llave.

A partir de hoy, el gran público podrá descubrir estos y otros muchos secretos entre los fogones mejor conservados de las dinastías europeas.

Armario Caliente Electrico Para Platos Del Reinado De Alfonso Xiii

Precios de la visita

Visita solo Real Cocina: 5 euros.

Los visitantes deberán acceder al Palacio Real por la puerta preferente 15 minutos antes de la hora indicada en sus entradas, y presentarse cinco minutos antes en el punto de encuentro específico situado en el Zaguán de entrada a Palacio.

Visita Palacio Real + Real Cocina: 15 euros

Tarifa Reducida 9 € (A partir 8/1/18)

Horarios

Invierno (octubre a marzo). Todos los días: 10:15 - 17:00
Verano (abril a septiembre). Todos los días: 10:15 - 19:00

Días de cierre

1 de enero: cerrado en jornada completa
6 de enero: cerrado en jornada completa
1 de mayo: cerrado en jornada completa
12 de octubre: cerrado en jornada completa
24 de diciembre: cerrado a partir de las 15:00
25 de diciembre: cerrado en jornada completa
31 de diciembre: cerrado a partir de las 15:00

Además de estos festivos puede haber cierres adicionales motivados también por la celebración de actos oficiales.

Imágenes | Legados de la Humanidad Facebook | Patrimonio Nacional
En Directo al Paladar | ¿Qué comen los Reyes?

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos