Compartir
Publicidad

Siete tartas de cumpleaños mágicas

Siete tartas de cumpleaños mágicas
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

¿Cuál es el momento cumbre de cualquier aniversario? Sin duda, el postre con el que se termina la celebración y que permite poner un broche de oro a la fiesta. Por eso hoy vamos a repasar las siete tartas de cumpleaños mágicas, para que podáis elegir el mejor dulce.

Aunque preparar un cumpleaños lleva su trabajo, vale la pena organizarse e invertir un poco de tiempo para preparar una tarta casera, su sabor siempre es mejor y con un poco de cuidado podemos conseguir una vistosa presentación. Seguro que vuestra familia y amigos os reconocerán el esfuerzo.

Tarta1

Empezamos con una elegante tarta de crema de mantequilla, frambuesas y mascarpone. Aunque no lo parezca viendo el resultado, es muy sencillo con la boquilla adecuada, conseguir dar forma a las rosas que decoran este pastel. Probadlo y ya nos contaréis.

  • Ingredientes: 5 huevos M, 50 g de mantequilla, 160 g de azúcar, 160 g de harina floja, 1 pizca de mantequilla para engrasar el molde, 200 g de claras, 300 g de azúcar, 250 g de mantequilla a temperatura ambiente, unas gotas de colorante alimentario rosa, 250 g de frambuesas, 90 g de azúcar glas, 500 g de mascarpone.

  • Preparación: Comenzaremos preparando el bizcocho genovés. Para ello precalentamos el horno a 180 grados y engrasamos un molde de 20 centímetros de diámetro. Seguidamente batimos los huevos a temperatura ambiente junto con el azúcar hasta que tripliquen el volumen. Añadir la harina, la mantequilla y mezclar suavemente. Llenar el molde y hornear durante media hora aproximadamente. Para hacer la crema de mantequilla, mezclamos las claras con el azúcar y las gotas de colorante rosa, y lo calentamos hasta los 65 grados. Ponemos esta mezcla en el bol de una batidora y batimos el merengue a punto de nieve, después vamos añadiendo la mantequilla en trocitos hasta formar una crema ligera y suave. Reservamos en una manga pastelera con boquilla rizada. Para el relleno, batir el mascarpone con el azúcar glas hasta que esté cremoso, añadir las frambuesas y reservar para rellenar el interior de la tarta. Para el montaje, cortaremos el bizcocho en tres partes. Repartimos la crema de relleno con fruta en cada capa. Extendemos por la superficie de la tarta la crema de merengue y mantequilla y hacemos unos rosetones con la manga pastelera y boquilla 1M de la marca Wilton.

Tarta2

¿No os recuerda a vuestra infancia esta deliciosa tarta de galletas y chocolate? Hay recetas que no pueden perderse y esta es una de ellas. Os aseguro que triunfaréis con vuestros invitados, sean adultos o niños.

  • Ingredientes: 1 paquete y medio de galletas rectangulares, 100ml de leche, 15ml de licor de Amaretto (1 cucharada), 1 bote de 500g de crema de cacao y avellanas, 200g de chocolate fondant, 100g de nata líquida, 40g de azúcar glas (opcional), 20g de mantequilla, fideos de chocolate y M&M's para decorar.

  • Preparación: Comenzamos preparando el molde en el que vamos a preparar nuestra tarta. Lo engrasamos con mantequilla y lo forramos con papel sulfurizado. Dejamos que sobresalga parte del papel por los lados, así podremos desmoldar la tarta con más facilidad. Templamos ligeramente la crema de cacao y avellanas para que sea más fácil manejarla. Introducimos el bote en el microondas y le damos dos o tres golpes de calor de 30 segundos, a potencia media baja. Removemos entre cada golpe de calor. Buscamos una consistencia untuosa pero no líquida, así que deberemos tener cuidado para no pasarnos. Mezclamos la leche y el licor de Amaretto en un plato hondo. Tomamos una galleta y la mojamos en la mezcla, sin empaparla. Hacemos lo mismo con otra galleta y así sucesivamente hasta cubrir la base. Si las galletas no tiene el mismo ancho que el molde, las cortamos para cubrir bien toda la superficie, utilizando un cuchillo de sierra. Cubrimos la primera capa de galletas con una capa de crema de cacao y avellanas y la extendemos bien por toda la superficie. Cubrimos esta capa con otra de galletas, mojándolas previamente en la mezcla de leche y licor de Amaretto. Igual que hemos hecho en el primer paso y para la primera capa. Hacemos capas alternas de galletas y de crema de cacao y avellanas. Tantas como podamos, hasta que se nos acabe la crema y terminando con una capa de galletas. Cubrimos el molde con papel sulfurizado (o envuelto en papel film) y lo introducimos en la nevera, donde lo dejamos reposar durante una hora. Transcurrido este tiempo, desmoldamos la tarta. Si la dejamos atemperar unos minutos a temperatura ambiente, será más sencilla la tarea. Tiramos del sobrante del papel sulfurizado y retiramos la tarta del molde. La colocamos, boca abajo, sobre una rejilla de horno. Y la rejilla, sobre una bandeja limpia. Vamos a bañar la tarta en chocolate, la bandeja recogerá el sobrante que chorree y lo podremos utilizar para otra cosa. Preparamos el baño, fundiendo el chocolate, la nata y el azúcar glas (en caso de utilizar) en un recipiente al baño María. También podemos hacerlo en el microondas, a potencia suave, con cuidado de que no se queme. Una vez fundido el chocolate, batimos hasta homogeneizar y agregamos la mantequilla. Batimos de nuevo y vertemos el baño sobre la tarta. Repartimos por la superficie y los laterales, de modo que quede bien cubierta. Decoramos la tarta al gusto. A mi, personalmente, me gusta el aire retro que le aportan los fideos de colores espolvoreados por la superficie. Pero también lo complemento con unos pocos M&M's para darle un toque de color más potente.

Tarta3

Los dulces centroeuropeos son todos exquisitos, como este kardinalschnitten o rebanadas de cardenal, compuesto por deliciosas capas de merengue y bizcocho rellenas de nata ¿No se os hace la boca agua?

  • Ingredientes: 4 claras de huevo, 6 cucharadas de azucar, 1/2 cucharilla de café de cremor tártaro, ¾ de taza de azucar molido, 4 yemas, 4 huevos enteros, 100 g de azúcar, 140 g de harina de repostería, 10 g de maizena, 500 ml de nata montada con dos cucharadas de azúcar y 3 cucharaditas de café soluble.

  • Preparación: Empezamos untando de mantequilla una bandeja de horno. Cortamos tres tiras de papel de horno del largo de la bandeja y las ponemos en la bandeja ligeramente separadas, procurando que queden bien pegadas a la placa para que no se nos levanten. Después, montamos un merengue bien firme. En un bol ponemos las 4 claras, las 6 cucharadas de azúcar y la punta de cremor tártaro y batimos un poco a mano para asegurarnos que no queda azúcar ni cremor por los bordes, después batimos con las varillas a velocidad media y cuando ya han cogido consistencia, subimos a velocidad alta y batimos durante unos tres minutos.Tienen que quedar muy montadas. Cuando están muy firmes le añadimos el azúcar glass tamizado. Primero la mitad y después el resto, ralizando con una espátula movimientos envolventes de arriba abajo, hasta que esté todo bien integrado. Ponemos el merengue en la manga pastelera con boquilla lisa grande y, sobre cada tira de papel, hacemos tres tiras de merengue. Deberemos tener en cuenta que si movemos la manga muy rápido las tiras salen mas finas, si vamos mas lento son más gruesas. Hay que pillar el término medio e intentar hacer unas tiras lo mas parejas posible. Reservamos la bandeja con el merengue, así mientras se endurece, y precalentamos el horno a 150º. A continuación, montamos la masa genovesa. En el mismo bol sin limpiar (si nos ha sobrado merengue también lo podemos dejar), echamos las ocho yemas de huevo y el azúcar. Procedemos igual que antes batiendo primero un poco a mano para mezclar el azúcar y luego en la amasadora a velocidad media y para terminar a velocidad alta. Tiene que quedar una crema pálida muy montada. Añadimos la harina tamizada con la maizena y mezclamos con movimientos envolventes procurando que la mezcla no pierda aire. Incorporamos las claras batidas a punto de nieve y mezclamos también con movimientos envolventes. Ponemos en una manga con la misma boquilla y rellenamos los espacios entre el merengue con ella. Metemos la bandeja en el horno precalentado a 150º durante 40 minutos. Para conseguir que no se condense aire dentro del horno y la masa quede bien seca, podemos usar una cuchara de madera para que la puerta del horno quede semiabierta, a modo de tope. Sacamos la bandeja del horno y reservamos. Mientras, montamos la nata con el azúcar y el extracto de café, yo lo hice con la Thermomix pero podéis usar cualquier robot que tengáis, o unas varillas eléctricas. Por último, montamos el pastel. Escogemos la capa que mejor haya quedado para ponerla la última. Retiramos el papel de horno y colocamos una primera capa de bizcocho y merengue sobre la bandeja de servir, la cubrimos con la mitad del relleno, seguimos con la siguiente capa de bizcocho y merengue, la otra mitad del relleno y la última capa de masa, apretando ligeramente para asentar las capas. Con una espátula extendemos el sobrante de relleno de los laterales. Ponemos en la nevera hasta el momento de servir, al menos una hora. Justo antes de cortarla, la espolvoreamos de azúcar molido.

Tarta4

Pasamos de Alemania a Vitoria, con esta tarta San Prudencio descubriréis un delicioso postre típico de nuestra gastronomía que es muy apropiado como tarta de cumpleaños.

  • Ingredientes: 4 huevos, 120 g de azúcar, 1 cucharadita de azúcar avainillado, 120 g de harina de repostería, 1 pellizco de sal, 1 sobre de levadura, 500 g de nata con 35% de materia grasa, 60 g de azúcar, 100 g de chocolate fondant troceado, 500 g de nata con 35% de materia grasa, 60 g de azúcar, 100 g de licor Marc de Cava o de crema de orujo y 2 cucharadas de cacao puro en polvo.

  • Preparación: Empezamos haciendo la crema de trufa. Ponemos en el vaso la nata y el azúcar y programamos 6 min/90ºC/vel 2. Añadimos el chocolate y mezclamos 30 seg/vel 3, hasta que el chocolate esté fundido. Lo ponemos en un bol, lo dejamos enfriar y lo reservamos en el frigorífico. Seguimos preparando el bizcocho genovés. En el vaso limpio, ponemos la mariposa en las cuchillas y ponemos los huevos, el azúcar, el azúcar avainillado y programamos 6 min/40ºC/vel 4, y a continuación, programamos 6 min/vel 4 (sin temperatura). Abrimos la tapa y añadimos la harina, la levadura y la sal alrededor de la mariposa. Cerramos y programamos 4 seg/vel 3. Retiramos la mariposa y, con la espátula, terminamos de envolver la mezcla con cuidado. Vertemos la masa en un molde engrasado y horneamos unos 20-25 minutos a horno precalentado a 180ºC. Lavamos el vaso y la mariposa. Colocamos la mariposa en las cuchillas, vertemos la nata bien fría, el azúcar y programamos velocidad 3 sin programar tiempo, hasta que la nata esté montada. Hay que vigilarla por el bocal mientras se monta, para que no se corte. Vertemos en un bol y reservamos en la nevera. Sin lavar el vaso y con la mariposa en las cuchillas, vertemos la crema de trufa reservada (tiene que estar bien fría) y programamos velocidad 3 sin programar tiempo, hasta que la trufa esté montada. Hay que vigilarla por el bocal mientras se monta, para que no se corte. La vertemos en un bol y la reservamos en la nevera. Cortamos el bizcocho por la mitad en dos discos. Forramos con film transparente un aro de repostería lo suficientemente grande y lo colocamos en la bandeja donde vayamos a servir la tarta. Introducimos dentro del aro el disco inferior del bizcocho, lo humedecemos con un poco de licor, vertemos encima la nata montada y alisamos con una espátula. Colocamos el otro disco encima y regamos con el licor. Vertemos encima la crema de trufa. Alisamos con la espátula y espolvoreamos con el cacao puro en polvo. Reservamos en la nevera toda la noche, para que se ponga firme. Retiramos el aro del molde y servimos.

Tarta5

Si los bombones son vuestra debilidad, entonces no os podéis perder esta tarta bombón. Lo único que debéis tener en cuenta es prepararla con la suficiente antelación, para que coja cuerpo y no se desmorone cuando la cortéis en porciones. Os cautivará.

  • Ingredientes: 150 g de galletas María, 80 g de mantequilla a temperatura ambiente, 100 g de avellanas, 500 ml de leche, 200 ml de nata para montar con 35% de materia grasa, 60 g azúcar, 100 g de Nutella, 2 sobres de cuajada, 50 g de Nutella, 8 o 10 bombones Ferrero Rocher y 100 g de avellanas picadas.

  • Preparación: Empezamos triturando las galletas con un robot de cocina o poniéndolas en una bolsa y machacándolas con un rodillo. Las mezclamos con la mantequilla hasta obtener una masa uniforme y forramos con ella el fondo de un molde de cremallera, presionando con el dorso de una cuchara para que quede firme. Guardamos el molde en la nevera, para que la masa endurezca y preparamos el relleno. Trituramos las avellanas con la ayuda de un robot de cocina, pero sin que queden demasiado pulverizadas. Ponemos la leche, la nata, el azúcar y la nutella en un cazo al fuego hasta que hiervan, removiendo para que no se peguen. Lo retiramos del fuego y añadimos los dos sobre de cuajada, removemos para que se integre y lo volvemos a poner sobre el fuego, removiendo siempre, hasta que vuelva a hervir. Fuera del fuego añadimos la mitad de las avellanas trituradas (100 g) y mezclamos. Vertemos el relleno en el molde que tenemos reservado, lo dejamos enfriar y lo guardamos en la nevera un mínimo de 3 horas, mejor si está toda la noche, para que quede bien cuajado. Desmoldamos la tarta con cuidado y la colocamos sobre la bandeja donde vayamos a servirla. Cubrimos la superficie y los lados con Nutella, que previamente habremos calentado un poco en el microondas para que sea más fácil extenderla. Recubrimos los bordes con el resto de avellanas que habíamos reservado y disponemos los bombones para terminar la decoración. Guardar en la nevera hasta el momento de servir.

Tarta6

Si os gustan las tartas de frutas, una deliciosa opción para celebrar un cumpleaños es esta preciosa tarta de piña, crema y nata. Si la manga pastelera no es lo vuestro, probad a extender la nata sobre la tarta y a formar picos con la ayuda de una cuchara.

  • Ingredientes: 3 huevos separadas las claras de las yemas, 2 medidas de yogur de azúcar, 3 medidas de yogur de harina, 1 yogur natural o 1 medida de yogur de leche, 1 sobre de levadura, 1/2 medida de yogur de aceite de girasol, 1/2 litro de leche, 1 piel de limón, 1 rama de canela, 100 gr de azúcar, 3 yemas de huevo, 5 cucharadas rasas de Maizena, 1 bote grande de piña en su jugo, 1/2 litro de nata para montar (35% materia grasa), 2 sobres de estabilizante para nata y 2 o 3 cucharadas de azúcar.

  • Preparación: Empezamos haciendo el bizcocho, batiendo el azúcar con las yemas de huevo hasta que la mezcla blanquee y quede esponjosa. Agregamos la leche o el yogur y mezclamos de nuevo. Después, pasamos por el cedazo la harina y la levadura, y las vamos añadiendo poco a poco a la mezcla, lo mismo que el aceite. Por último, agregamos las claras a punto de nieve y removemos con una espátula realizando movimientos envolventes. Para preparar la crema pastelera, la noche anterior hervimos la leche con la canela y la piel de limón, dejandola infusionar hasta el día siguiente, para que coja bien el aroma de la canela y el limón. A continuación, colamos la leche y deshacemos la Maizena en un poco de la misma, añadimos las yemas de huevo y el azúcar, colocando la mezcla sobre el fuego y vamos añadiendo poco a poco el resto de leche hasta que hierva, siempre removiendo con una cuchara, para que espese. Para montar la tarta, recortamos la parte superior del bizcocho para nivelarlo bien, y también para que se empape mejor. La parte que recortemos la podemos reservar para otra receta. Colocamos el bizcocho sobre la bandeja donde vayamos a servirlo, la empapamos con un poco del jugo de la piña y después repartimos por encima la piña escurrida y triturada. Sobre la piña pondremos la crema, que tiene que estar completamente fría. Y sobre ella la nata montada con el estabilizante y el azúcar, usando la manga pastelera para que quede una presentación más especial. Guardaremos la tarta en la nevera hasta el momento de servir.

Tarta7

Y siguiendo con tartas de frutas, esta variedad francesa de charlota de fresas es ideal para los cumpleaños de esta época del año, en la que esta fruta está en todo su apogeo. Rodeándola con un bonito lazo quedará con una presentación muy adecuada.

  • Ingredientes: 6 hojas de gelatina, 250 gr de fresas, 200 gr de azúcar, el zumo de 1 limón, 1 yogurt natural o de fresa, 400 gr nata líquida para montar, bizcochos de soletilla para la base y los laterales.

  • Preparación: Montamos la nata con una batidora de varillas y reservamos en frío. Ponemos las hojas de gelatina a hidratar en agua fría 10 minutos. Trituramos conjuntamente las fresas, el zumo de limón y el azúcar y lo ponemos en una cacerola a calentar a fuego lento y sin dejar de remover para que no hierva durante 10 minutos. Pasado este tiempo añadimos las hojas de gelatina bien escurridas y mezclamos todo con la batidora. Dejamos enfriar. Mientras forramos la base de un molde desmoldable con bizcochos de soletilla. Cuando el preparado de fresas esté listo, agregamos el yogur natural o de fresa y mezclamos. Sólo nos queda juntar el preparado de fresas con la nata previamente montada. Lo haremos con la ayuda de una espátula y haciendo movimientos envolventes Agregamos a la mezcla, el yogurt y la nata montada. Mezclamos bien y volcamos sobre la base elegida. Veréis que los bizcochos flotan, no pasa nada, toda va bien. Dejamos cuajar la mezcla al menos 3 horas en frío. Desmoldamos y le damos la vuelta en el plato en el que vayamos a presentarla. Cortamos los bizcochos de soletilla por la mitad y los ponemos alrededor de la tarta. La parte de arriba la decoramos con fresas laminadas.

En Directo al Paladar | Bizcocho de chocolate esponjoso (te querrán copiar todos). Receta
En Directo al Paladar | Las nueve tartas de zanahoria que tienes que probar para encontrar la tuya definitivamente

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio