Compartir
Publicidad
Publicidad

Españoletas aragonesas. Receta de galletas de toda la vida para la merienda

Españoletas aragonesas. Receta de galletas de toda la vida para la merienda
Guardar
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Llevo una época en la que me atraen mucho más los postres y dulces con sabor a antaño, de esos que al hornearse huelen a hogar y tienen una apariencia algo rústica. Los de toda la vida, esos que llenaban las pastelerías del pueblo de tus abuelos, o que por suerte se siguen viendo en los hornos artesanos. Por eso sabía que tenía que probar esta receta de españoletas aragonesas, y no me han defraudado.

Tengo que reconocer que no conocía tal denominación, y leyendo un poco por la red he comprobado que es de esos nombres que pueden llevar a confusión. Las españoletas en otros lugares son bizcochitos planos, estilo mostachones, mientras que también hay galletas similares a estas con otros nombres. Sinceramente, en el fondo el nombre es lo de menos; lo importante es lo fáciles que son y lo riquísimas que están.

Ingredientes

Para 30 unidades
  • Huevos L 3
  • Azúcar 150 g
  • Limón 1
  • Harina de repostería 375 g
  • Aceite de oliva virgen extra 100 g
  • Levadura química 1 y 1/2 cucharaditas
  • Sal 1/4 cucharadita

Cómo hacer españoletas aragonesas

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 50 m
  • Elaboración 30 m
  • Cocción 20 m

Comenzar precalentando el horno a 180º y preparando dos bandejas con papel sulfurizado o alguna lámina adecuada de silicona. Disponer los huevos en un recipiente grande junto con el azúcar y la ralladura de medio limón (opcional). Batir con batidora de varillas hasta conseguir una mezcla muy esponjosa, un par de minutos.

Añadir el aceite y batir un poco más. Incorporar el resto de ingredientes y batir a velocidad baja hasta incorporarlos. Terminar de mezclar con una cuchara grande o una espátula. Debe quedar una masa espesa y blanda.

Repartir en las bandejas formando porciones pequeñas, un poco más grandes que una nuez. Se expanden al hornearse, así que mejor dejar una separación de 2-3 cm. Podemos aplanarlas un poco para que queden menos gorditas, al gusto. También podemos formar las galletas con una manga pastelera.

Hornear durante unos 20 minutos o hasta que se hayan dorado al gusto. Esperar un poco fuera del horno y dejar enfriar por completo sobre una rejilla. Guardar en recipiente hermético.

Españoletas aragonesas. Pasos

Con qué acompañar las españoletas

Las españoletas aragonesas apetecen mucho tanto en el desayuno como en la merienda, acompañando una taza de café, té, chocolate o un simple vaso de leche. Originalmente no llevan aromas pero a mí me gusta el toque del limón, y quedarían muy bien también con anís, canela o algún licor.

En Directo al Paladar | Merienda de pan con chocolate. Receta de toda la vida con vuelta de tuerca
En Directo al Paladar | Magdalenas de nata, espelta y anís. Receta para desayunos y meriendas con el sabor de siempre

¿Te ha gustado esta receta?
Guardar
Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos