Compartir
Publicidad

Postres fáciles y rápidos V: Polos de sandía, chocolate y té verde

Postres fáciles y rápidos V: Polos de sandía, chocolate y té verde
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Estos polos de sandía, chocolate y té verde, son una extraña combinación de sabores, texturas y temperaturas, es casi una especie de refrescante, sano y sorprende juego infantil. Es un postre ideal para terminar la cena de una cálida noche de final de primavera. También es una buena manera de meter a los niños por un ratito y mostrarle una forma divertida de preparar y comer fruta, solo tenemos que tener la precaución de sustituir el té verde por una infusión que no contenga excitantes y no preocuparnos por qué queden tan feos como los de la foto.

Ingredientes

500 gramos de sandía, 100 gramos de chocolate blanco, 1 bolsita de té verde (para infusión), 2 cucharadas de azúcar moreno, 400 ml de agua.

Cómo hacer polos de sandía, chocolate y té verde

Calentamos el agua a punto de ebullición, retiramos del fuego e infusionamos la bolsita de té verde durante 1 minuto. Retiramos la bolsita té añadimos el azúcar en la infusión, removiendo hasta que se disuelva. Dejamos enfriar.

Cortamos la sandía en triángulos gruesos. Le quitamos la piel y las colocamos en un cuenco. Cubrimos los trozos de sandía con la infusión fría y dejamos macerar durante 30 minutos.

Escurrimos los triángulos de sandía, los ensartamos con un palo de polo (o en su defecto con una cucharilla pequeña) y lo metemos en el congelador durante una hora.

En el último momento fundimos el chocolate blanco en el microondas, a baja temperatura, o al baño María. Sacamos los polos de sandía del congelador y los bañamos parcialmente en el chocolate blanco.

Postres fáciles y rápidos V: Polos de sandía, chocolate y té verde

Volvemos a meter los polos en el congelador, hasta el momento de servir.

Tiempo de elaboración | 10 minutos Tiempo de maceración y congelación | 2 horas Dificultad | Baja

La degustación

Podemos servir los polos de sandía, chocolate y té verde, espolvoreando con una pizca de té matcha o una pizca de almendras tostadas picadas.

Otra forma de presentación puede ser cortando la sandía en cubitos y mojando una parte del cubito en el chocolate.

Retiraremos del congelador la sandia unos minutos antes de servirlo en la mesa, para evitar que estén demasiado helados.

En Directo al Paladar | Postres fáciles y rápidos IV: fondue de chocolate con frutas En Directo al Paladar | Postres fáciles y rápidos III: Mousse de fres

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos