Publicidad

Receta de bizcocho de limón, yogur griego y lavanda con crujiente de amapola

Receta de bizcocho de limón, yogur griego y lavanda con crujiente de amapola
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Cualquier aficionado a la repostería conoce de sobra el básico bizcocho de yogur; este lácteo siempre mejora la miga de los dulces esponjosos, y la variante griega potencia aún más sus virtudes. Esta receta de bizcocho de limón es estupenda para aprovechar si tenemos un tarro de yogur griego abierto; aunque también merece la pena comprarlo a propósito.

Aromatizado con la ralladura y el zumo de los estupendos limones que tenemos en esta época, este bizcocho además cuenta con el toque especial de la flor de lavanda, aunque si os cuesta encontrarla podéis omitirla o sustituirla por azahar, cardamomo o vainilla. Las semillas de amapola nos proporcionan un rico contraste en forma de cobertura crujiente.

Es una receta sencilla que se hace en un momento si tenemos una sencilla batidora eléctrica de varillas, aunque también se puede hacer a mano. Eso sí, es importante tener todos los ingredientes a temperatura ambiente, no solo la mantequilla.

Necesitamos que la mantequilla esté blanda para batirla bien con el azúcar y así cremarla. Si la mezclamos después con huevos o yogur fríos, nos puede dejar una mala textura. Además aconsejo comprar un buen yogur griego auténtico, no "al estilo griego", que se enriquece con nata y/o almidones o leche en polvo.

Ingredientes

Para 8 personas
  • Mantequilla sin sal 100 g
  • Azúcar 85 g
  • Limón (ralladura y zumo) 1
  • Huevo L 2
  • Yogur griego 100 g
  • Sal 2 g
  • Levadura química (2 cucharaditas) 8 g
  • Lavanda 1/2 cucharadita (machacadas)
  • Harina de repostería 150 g
  • Almendra molida 30 g
  • Semillas de amapola para cubrir

Cómo hacer bizcocho de limón, yogur griego y lavanda con crujiente de amapola

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 1 h 10 m
  • Elaboración 20 m
  • Cocción 50 m

Precalentar el horno a 175ºC y forrar o engrasar un molde rectangular de tipo plumcake, de unos 20 cm de largo. Comprobar que todos los ingredientes están atemperados y no fríos de la nevera.

Disponer la mantequilla troceada en un recipiente con el azúcar y la ralladura de limón al gusto; al menos 1 cucharadita, rallada fina y solo la parte amarilla. Batir con la batidora de varillas durante unos 4-5 minutos, removiendo de vez en cuando con una lengüeta, hasta obtener una crema homogénea.

Agregar los huevos de uno en uno, batiendo un poco entre ellos, y batir unos minutos más. Incorporar 5 ml de zumo de limón y el yogur, y batir un poco más. Finalmente incorporar la sal, la levadura, la lavanda y las harinas.

Bizcocho Limon Yogur

Batir a velocidad baja lo justo para integrar todo y terminar de mezclar con espátula o lengüeta. Llenar el molde, cubrir con semillas de amapola, presionando ligeramente para adherirlas bien, y llevar al horno.

Hornear durante unos 50 minutos, mejor si se gira el molde pasados 30 minutos para que se dore por igual. Vigilar a partir de 45 minuto para que no se queme, y comprobar que está listo pinchando con un palillo. Esperar unos minutos fuera del horno antes de desmoldar y dejar sobre una rejilla.

Con qué acompañar el bizcocho de limón

La intensidad aromática de este bizcocho de limón, yogur griego y lavanda lo convierte en un bocado dulce para cualquier momento del día; delicioso a primera hora de la mañana y coger fuerzas, o en la sobremesa o merienda tranquila en casa. Marida muy bien con un café de sabor afrutado y ligera acidez, con un vaso de leche fría o cualquier té o infusión que nos guste.

En Directo al Paladar | Bizcocho genovesa de la Marquesa de Parabere: receta de repostería tradicional (un poco modernizado)
En Directo al Paladar | Bizcocho integral de plátano con cúrcuma y pistachos: receta original para alegrar desayunos y meriendas

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios