Publicidad

Receta de clafoutis de cerezas, un clásico que siempre triunfa

Receta de clafoutis de cerezas, un clásico que siempre triunfa
17 comentarios

Publicidad

Publicidad

Nos encanta la fruta de primavera y verano. Hay mucha variedad en cuanto a sabores y tipos, y además es toda tan colorida que apetece tomarla sólo con verla. Las cerezas ya están llegando a los mercados y una de las recetas dulces más clásicas de podemos hacer es este clafoutis de cerezas, una receta fácil y rápida con fruta de temporada.

El añadido de almendra molida a la receta clásica es nuestro toque personal. Si no la tenéis a mano, no os preocupéis porque se puede prescindir de ella perfectamente. Tan solo hay que sustituirla, en igualdad de peso, por harina común. Así de sencillo. Obtendréis un clafoutis de cerezas igualmente delicioso.

Ingredientes

Para 4 personas
  • Huevo L 2
  • Azúcar 80 g
  • Almendra molida 30 g
  • Harina de trigo 20 g
  • Leche entera 100 ml
  • Cerezas 200 g
  • Esencia de vainilla 1 cucharadita

Cómo hacer clafoutis de cerezas

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 40 m
  • Elaboración 10 m
  • Cocción 30 m

Calentamos el horno a 180º C y engrasamos un molde redondo bajo, de unos 20 cm de diámetro. Batimos los huevos con el azúcar, la leche y la vainilla. Agregamos la almendra molida y la harina tamizadas, mezclamos todo hasta tener una masa ligera.

Vertemos la masa en el molde y repartimos las cerezas deshuesadas por toda la superficie. En mi caso dejo algunas enteras, esto es opcional y mero adorno. Horneamos sobre una rejilla durante unos 30 minutos o hasta que la crema haya cuajado, dependerá del horno.

Sacamos el molde del horno, dejamos entibiar y espolvoreamos con azúcar glacé para adornar, si lo deseamos. El clafoutis también es delicioso fresquito, así que no dudes en refrigerarlo si te apetece un postre frío.

Receta de clafoutis de cerezas paso a paso

Con qué acompañar el clafoutis de cerezas

El clafoutis de cerezas se toma como postre. Puedes servirlo tibio o bien frío. Personalmente como más me gusta es fresquito, sacado de la nevera una vez que ha reposado unas horas. Podemos tomarlo acompañado de helado de vainilla, una combinación muy rica de sabores.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir