Risalamande: el postre tradicional danés más típico de Navidad

Risalamande: el postre tradicional danés más típico de Navidad
Sin comentarios
58 votos

Si eres fan del arroz con leche, este postre tradicional danés te va a enloquecer. El risalamande, que se traduce literalmente como arroz almendrado, es una versión enriquecida con almendra y nata montada con que se pone el broche de oro a la cena de Nochebuena en la mayoría de hogares de Dinamarca.

Es tradición esconder una almendra entera en una de las raciones. La persona a quien le toca recibe un premio, pero para no estropear la sorpresa al resto de comensales ha de mantener la almendra en la boca y no desvelar su fortuna hasta que todos terminen su postre. Nos gusta tanto la idea, que este año va a ser uno de nuestros postres navideños.

El risalamande se suele coronar con salsa de cerezas que, en Dinamarca, elaboran a partir de cerezas congeladas o enlatadas, productos poco habituales en España. De ahí que hayamos recurrido a usar confitura de cerezas, aunque se nos ocurre que quizás podríamos haber elaborado la salsa con frambuesas o frutos rojos congelados. Esto lo dejamos para la próxima vez.

Ingredientes

Para 3 personas
  • Arroz redondo 100 g
  • Leche 400 ml
  • Azúcar 25 g
  • Esencia de vainilla 5 ml
  • Almendra molida 35 g
  • Nata líquida para montar 150 ml
  • Compota de cereza para acompañar 40 g

Cómo hacer risalamande

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 40 m
  • Elaboración 10 m
  • Cocción 30 m
  • Reposo 30 h

Introducimos el arroz, la leche, el azúcar y la esencia de vainilla en una cacerola. Calentamos hasta llevar a ebullición. Entonces bajamos el fuego y cocemos durante 30 minutos, removiendo de vez en cuando. Retiramos y dejamos enfriar.

paso a paso risalamande

Cuando el arroz se haya enfriado añadimos la almendra molida y removemos para integrar. Montamos la nata, que habrá de estar muy fría, con unas varillas (mejor si son eléctricas, nos costará menos trabajo). Cuidado con el punto de la nata, que si nos pasamos se corta.

Agregamos la nata montada al arroz con leche y removemos con suavidad y movimientos envolventes para que no pierda volumen. Cuando hayamos obtenido una mezcla homogénea, la repartimos en copas o cuencos y la servimos con una cucharada de compota de cerezas por encima.

58 votos

Con qué acompañar el risalamande danés

Al servirse como postre, poco acompañamiento admite el risalamande danés. Aunque una copita de licor, una infusión o un café son siempre bienvenidos para rematar el menú.

En Directo al paladar | 22 postres fáciles y rápidos para endulzar la Navidad
En Directo al paladar | 83 recetas de galletas de Navidad para disfrutar con los niños

Temas
Inicio