Compartir
Publicidad

El garrapiñado tradicional. Receta

El garrapiñado tradicional. Receta
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hoy os presento el primero de una pequeña serie de posts donde trataremos los diferentes crujientes que se usan en pastelería.

Entendemos por crujiente una elaboración o ingrediente, generalmente con poca cantidad de agua, con poca elasticidad y flexibilidad que al morderlo cruje. En pastelería encontramos muchos tipos, desde masas tipo hojaldre, caramelos, crocants, pasta phillo, garrapiñados, cigarrillos, etc.

En este post nos vamos a centrar en el garrapiñado clásico, el tradicional. Más adelante veremos otras maneras de recubrir un fruto seco con azúcar.

El garrapiñado tradicional consiste en mezclar un caramelo con un fruto seco y caramelizar el azúcar que recubre los frutos. Podemos usar casi cualquier fruto seco pero teneos que tener en cuenta que el fruto no se rompa al remover. Para frutos secos más delicados cómo el piñón o el cacahuete podemos usar otros métodos que veremos más adelante.

Ingredientes para hacer avellanas garrapiñadas

400 gr de avellanas, 300 gr de azúcar y 100 gr de agua.

Elaboración de las avellanas garrapiñadas

La elaboración es bien sencilla. En un cazo ponemos el azúcar junto con el agua y lo calentamos hasta llegar a unos 118ºC, en este momento lo apartamos del fuego.

Añadimos los frutos secos y con una espátula mezclamos bien el conjunto hasta recubrir todos los frutos con el almíbar. Lo volvemos a poner al fuego medio y sin parar de remover lo cocemos hasta que el caramelo tome el color característico.

Esparcimos los frutos secos en un mármol previamente aceitado o en un papel sulfurizado y cuando empiece a enfriarse, con mucho cuidado vamos separando uno a uno todas las avellanas.

colllage.jpg

Tiempo de elaboración | 20 minutos
Dificultad | baja

Degustación

Las garrapiñadas pueden ser un tentempié perfecto a cualquier hora pero tienen un problema, ¡provocan adicción! Una vez empiezas no paras hasta que te las acabas, así que cuidado.

Un uso que le podemos dar es a la hora de hacer postres podemos poner unas pocas dentro de una mousse por ejemplo o para decorar un plato.

En Directo al Paladar | Brownie de avellana
En Directo al Paladar | La avellana de Reus

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos