Publicidad

Baklava con queso de cabra y confitura de higos, una deliciosa receta de contrastes dulces y salados

Baklava con queso de cabra y confitura de higos, una deliciosa receta de contrastes dulces y salados
6 comentarios
13 votos

Aunque la baklava original es dulce con nueces y miel, hoy os traigo una versión a mi manera en forma de aperitivo, baklava con queso de cabra y confitura de higos, una deliciosa mezcla dulce y salada para empezar una comida de la mejor manera y con un contraste de sabores espectacular.

Como la pasta filo suele venir en láminas grandes las cantidades que os propongo serían para obtener dos baklavas pequeñas a no ser que la mitad de la masa la destinéis para otra preparación distinta. Al tener que consumirse bien caliente no la podemos tener hecha con antelación, pero se prepara tan rápido y tan fácil que poco importa.

Ingredientes

Para 4 personas
  • Masa filo (paquete) 1
  • Queso de rulo de cabra 2
  • Piñones 25 g
  • Mermelada de higos 180 g
  • Mantequilla 40 g

Cómo hacer baklava con queso de cabra y confitura de higos

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 30 m
  • Elaboración 10 m
  • Cocción 20 m

Comenzaremos precalentando el horno a 200ºC con calor arriba y abajo, seguidamente derretimos la mantequilla en un cacito y reservamos. Cortamos las láminas de pasta filo a la mitad para obtener dos rectángulos más pequeño y vamos pintando entre las capas con la mantequilla derretida.

Baklava con queso de cabra y confitura de higos

En una tabla cortamos los rulos de queso de cabra en rodajas. Por otra parte repartimos en un extremo de la masa la confitura de higos, espolvoreamos los piñones y colocamos el queso de cabra.

Cerramos formando un cilindro y lo pintamos con el resto de mantequilla, cerrando bien los laterales para que no se escape el queso y lo colocamos en una placa de horno con papel sulfurizado. Horneamos 20 minutos aproximadamente o hasta que las veamos doradas.

13 votos

Con qué acompañar la baklava de queso

La baklava con queso de cabra y confitura de higos se debe servir muy caliente para que esté el queso derretido y jugoso. Creo que os va a encantar la combinación de sabores pues el sabor fuerte de este tipo de queso queda suavizado por el dulce de la confitura de esta fruta tan mediterránea como son los higos. Es un entrante o aperitivo que apetece en cualquier ocasión.

En Directo al Paladar | Pastel de leche arrugado, receta tradicional griega (con vídeo incluido)
En Directo al Paladar | Baklavas de chocolate, receta tradicional turca con una vuelta de tuerca

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios