Publicidad

Crujientes de morcilla y miel de palma. Receta de aperitivo

Crujientes de morcilla y miel de palma. Receta de aperitivo
12 comentarios

Publicidad

Publicidad

Hace unos días me dieron a probar un aperitivo que me gustó mucho. Eran unos crujientes de morcilla y miel de palma, y tanto me gustaron que decidí que tenía que incorporarlos a mi recetario de aperitivos ya que me parecieron muy sencillos y muy muy ricos.

Es un pincho muy crujiente gracias a la pasta filo, que resulta muy sabroso gracias a la morcilla, y con un sabor equilibrado, gracias al contraste dulzón que aporta la miel de palma. En resumen, un pincho muy interesante que espero que os guste mucho.

Ingredientes para 4 personas

  • 8 rodajas de morcilla, 2 láminas de pasta filo, aceite de oliva virgen extra y miel de palma

Cómo hacer crujientes de morcilla y miel de palma

Cortamos la morcilla en rodajas muy finas, para que después se puedan hacer muy rápidamente sin necesidad de una fritura prolongada. Cortamos las láminas de pasta filo en cuatro partes cada una y las barnizamos con una brocha mojada en un poco de aceite de oliva.

Ponemos en el centro de cada hoja una porción de morcilla y con cuidado, vamos cerrando el paquete de pasta filo, envolviendo la morcilla. Para cerrar los paquetes, pasamos la brocha para que queden bien pegados.

Ponemos una sartén a calentar y en ella ponemos una cucharada de aceite de oliva. Cuando esté bien caliente, ponemos los crujientes de morcilla y los doramos por ambas caras. Los retiramos y retiramos el exceso de aceite dejándolos sobre un papel absorbente.

Servimos acompañados de un hilo de miel de palma, y ponemos un cuenco con un poco más por si alguien quiere añadir un poco en su porción. Servimos muy calientes para que la pasta filo aguante bien crujiente. Si no encontráis miel de palma, podéis usar sirope de arce, sirope de ágave o cualquier otra variedad de miel fluida que os guste.

crujientes de morcilla y miel de palma pasos
Tiempo de elaboración | 15 minutos Dificultad | Muy fácil

Degustación

Lo mejor de los crujientes de morcilla y miel de palma es el contraste entre el dulce y el salado, y a la vez entre el crujiente exterior y el cremoso del interior. Con una cerveza bien fría no necesitaréis más para disfrutar de un gran aperitivo.

En Directo al Paladar | Sartenada de setas, almejas y langostinos. Receta de aperitivo En Directo al Paladar | Patatas al romero especiales para guarnición de platos de carne

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir