Flores de calabacín rellenas de ricotta, la elegante receta veraniega típica de Italia para comenzar el menú

Flores de calabacín rellenas de ricotta, la elegante receta veraniega típica de Italia para comenzar el menú
Sin comentarios
8 votos

Hoy quiero enseñaros a preparar unas flores de calabacín rellenas de ricotta, una elegante receta veraniega hecha con productos de temporada, ideal para comenzar un menú. Si tienes un huerto, verás que la planta del calabacín no para de producir flores y calabacines, por lo que es una estupenda idea para darles salida.

Si no tienes huerto, es posible que durante los meses de julio y agosto encuentres en la frutería estas flores, si bien es conveniente encargarlas de un día para otro, ya que son muy frágiles y solamente duran uno o dos días en la nevera, por lo que hay que cocinarlas inmediatamente.

Hoy las hemos hecho a la manera italiana, rellenas de ricotta y anchoas, y fritas para que queden muy crujientes por fuera y muy cremosas por dentro. Os aseguramos que una vez se prueban, son inolvidables, y no se tarda ni 15 minutos en prepararlas, por lo que son un excelente plato de aperitivo o picoteo.

Ingredientes

Para 5 personas
  • Flores comestibles de calabacín 5
  • Ricotta o requesón 100 g
  • Anchoas 5
  • Harina de trigo para rebozar
  • Aceite de oliva virgen extra abundante, para freírlas

Cómo hacer flores de calabacín rellenas de ricotta y anchoas

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 10 m
  • Elaboración 5 m
  • Cocción 5 m

Limpiamos las flores con un paño, sin mojarlas. Aprovechamos para sacar de su interior los pistilos y estambres. Las flores masculinas y femeninas son algo diferentes, pero ambas son igualmente comestibles y deliciosas. Una vez limpias, las reservamos.

Picamos las anchoas en trocitos y las mezclamos con el requesón o ricotta. A continuación, usando una manga de pastelería o con cuidado utilizando una cucharilla, vamos rellenando las flores. Procuramos cerrar las puntas para que el relleno quede dentro y no se salga al freírlas.

Después, pasamos las flores por harina y las reservamos hasta que el aceite donde las vamos a freír esté bien caliente. En ese tiempo, preparamos un plato cubierto con dos capas de papel absorbente de cocina para poder escurrirlas tras su fritura.

Flores Calabacin Rellenas Pakus Dap Futurobloguero

Tras freírlas y escurrirlas, colocamos las flores de calabacín rellenas de ricotta y anchoa en una fuente de servicio y las llevamos a la mesa, decorando con algunos brotes de hierbas aromáticas como orégano o albahaca cuyo sabor le va muy bien como contraste.

8 votos

LE CREUSET Saucepan, Cast Iron, Cereza, 18 cm

Con qué acompañar las flores de calabacín rellenas de ricotta

Como estas flores de calabacín rellenas son un plato que habitualmente se sirve como aperitivo o como entrante, os recomendamos continuar el menú con un plato fuerte de verano como la fritura de verano de verduras con gambas que sin duda mantendrá el nivel de felicidad de los comensales.

En Directo al Paladar | Crema de calabacín y puerro con brochetas de pulpo, receta ideal para una cena ligera y reconfortante
En Directo al Paladar | Crema de calabacín y tomates para dar salida a la producción del huerto de verano

Temas
Inicio