Galletas saladas de hierbas con queso de cabra y mermelada: receta para un aperitivo de contrastes dulces y salados

Galletas saladas de hierbas con queso de cabra y mermelada: receta para un aperitivo de contrastes dulces y salados
Sin comentarios
7 votos

En una tabla de quesos completa no pueden faltar tostas o crackers crujientes y algo más dulce que aporte ese toque fresco de contraste, como frutas y compotas. Esta receta combina todas esas ideas en unas galletas saladas de hierbas ya ricas por sí solas, pero que se convierten en un bocado estupendo al acompañarlas de queso de cabra y una buena mermelada.

La receta original suiza utiliza para la masa una mezcla de orégano y perejil, pero nosotros hemos usado además cebollino y tomillo que teníamos en casa, además del puñado de espinacas frescas. En realidad puedes usar cualquier combinación verde que prefieras o te guste, pues todas las hierbas aromáticas tradicionales combinan muy bien con el sabor de la mantequilla que aromatiza las pastas saladas.

Ingredientes

Para 18 unidades
  • Espinaca fresca 30 g
  • Hierbas frescas (1 manojo al gusto) 10 g
  • Aceite de oliva virgen extra 30 ml
  • Cubitos de hielo grande o 2 pequeños 1
  • Harina de trigo 200 g
  • Mantequilla fría 100 g
  • Sal (1/2 cucharadita rasa) 2 g
  • Queso de rulo de cabra
  • Mermelada de frutos rojos o tomate o pimiento

Cómo hacer galletas saladas de hierbas con queso de cabra y mermelada

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 45 m
  • Elaboración 20 m
  • Cocción 25 m
  • Reposo 30 m

Lo mejor es trabajar con un robot de cocina o procesador de alimentos, pero nos sirve una batidora. Comenzar triturando las espinacas con las hierbas, el hielo y el aceite. Añadir la harina, la mantequilla muy fría y troceada y la sal, y triturar más en rachas cortas.

Poco a poco se irán formando como unas migas y después una masa más compacta. Terminar de trabajar a mano sobre una superficie limpia, aplanar formando un rectángulo y envolver en plástico film. Refrigerar como mínimo 30 minutos.

Galletas Saladas Verdes Pasos

Precalentar el horno a 180ºC. Estirar la masa en forma rectangular dejando un grosor de 1 cm. Recortar las galletas con un buen cuchillo afilado, con forma de rectángulos o cuadrados al gusto. Distribuir en una bandeja forrada con papel antiadherente y pinchar con un tenedor.

Hornear durante unos 20-25 minutos, procurando que no se tuesten. Esperar un poco fuera del horno antes de dejar enfriar sobre una rejilla. Servir con el queso untado en un extremo y un poco de mermelada.

7 votos

Con qué acompañar las galletas saladas

No hace falta montar todas las galletas saladas con queso de cabra y mermelada, siempre podemos servirlas sin más como parte del picoteo o mesa de aperitivos en un menú de fiesta, o sacarlas con el vermú o la cerveza de un fin de semana. Son un complemento perfecto de cualquier tabla de quesos, patés y/o embutidos, y también funcionarán con pescados ahumados o como aderezo de cremas de verduras. Si nos decidimos por una mermelada casera, podemos apostar por la de tomate, una rápida de pimientos o la sorprendente de beicon.

Más recetas de Navidad

En Directo al Paladar nos encantan estas fiestas y tenemos miles de recetas para que aciertes seguro en tus comidas de Navidad.

No te pierdas nuestro especial con las 215 mejores recetas de Navidad y 16 menús especiales. Y si necesitas ideas para platos concretos, aquí tienes un buen punto de partida:

En Directo al Paladar | Siete mermeladas originales para completar la tabla de quesos en el picoteo del finde (o el aperitivo de Navidad)
En Directo al Paladar | Cómo hacer la tabla de quesos perfecta

Temas
Comentarios cerrados
Inicio