Negroni: receta del legendario cóctel de aperitivo de vermú, Campari y ginebra

Negroni: receta del legendario cóctel de aperitivo de vermú, Campari y ginebra
Sin comentarios
10 votos

¿Qué sería de nosotros sin el aperitivo? El tinto de verano, la cerveza y el vermú son las bebidas por excelencia para picar algo pero, ¿y si hacemos algo disinto?

El Negroni es uno de los más legendarios cócteles de aperitivo. Cuenta la historia, de origen discutido, que el conde Camillo Negroni era un gran aficionado al Americano, un cóctel famoso en toda la mitad norte de Italia formado por Campari, vermut y soda. Un día, cansado de tomar siempre lo mismo, pidió al barman del Caffè Casoni, en Florencia, que cambiara la soda por ginebra, una bebida que acababa de conocer en un reciente viaje a Londres. Creó así uno de los cócteles más famosos y versátiles de todos los tiempos.

Desde su creación en 1919 el cóctel fue un tremendo éxito y el conde, incluso, creó una versión comercial del mismo. En la actualidad, existen múltiples versiones del Negroni, con Nutella, trufa, té, café… Pero en su receta clásica es más simple que el mecanismo de un botijo.

Ingredientes

Para 1 unidades
  • Campari 300 ml
  • Vermut rojo 300 ml
  • Ginebra 300 ml
  • Naranja

Cómo hacer cóctel Negroni

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 5 m
  • Elaboración 5 m

El Negroni se sirve igual que el Americano, en hielo, preferiblemente en vaso bajo y ancho y con una cáscara de naranja. Aunque veáis en algunos sitios hacerlo con coctelera, es un cóctel que, tradicionalmente, se mezcla directamente en vaso.

Para armarlo solo debemos llenar el vaso de hielo y, con ayuda de un jigger, verter una parte de Campari, una de vermú rojo y una de ginebra, de 30 cl cada una. Se remueve bien con una cuchara y se termina con un twist de naranja.

10 votos

Newsletter de Directo al Paladar

Suscríbete para recibir cada día nuestras recetas, información sobre nutrición y actualidad sobre gastronomía.

Con qué acompañar el Negroni

El Negroni es un cóctel bastante amargo, ideal para tomar junto a frutos secos –con estas almendras fritas– o encurtidos: es el cóctel ideal para acompañar a una buena Gilda. Eso sí, pega de lo lindo. No os recomiendo tomar más de uno antes de comer, sobre todo si pretendéis seguir dándole, o acabaréis dobladísimos.

En Directo al Paladar | Así se prepara la Santísima Trinidad de los cócteles amargos: Americano, Negroni y Boulevardier
En Directo al Paladar | Cómo preparar el cóctel Margarita, el más clásico combinado de tequila

Temas
Inicio