Compartir
Publicidad

Tostas de gorgonzola con peras en salsa de miel y vino. Receta

Tostas de gorgonzola con peras en salsa de miel y vino. Receta
Guardar
10 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Sé que no lo parece, ya que en muy pocas ocasiones escribo recetas en las que aparezca como ingrediente, pero a pesar de las apariencias me encanta cocinar con miel, de hecho la utilizo muy a menudo, aunque por un extraño y oscuro motivo no las publico nunca. Pero, con estas tostas de gorgonzola con peras en salsa de miel y vino he tenido que hacer una excepción.

Esta receta sencilla, rápida y riquísima, puede utilizarse perfectamente como aperitivo o entrante en una mesa de fiesta, aprovechando que ya se están acercando, a marchar forzadas, días de grandes comilonas y que todos estamos empezando a programar los menús para el día que nos toque recibir en casa a familiares y amigos.

Ingredientes

1 cuña de queso gorgonzola dulce, 4 peras, 150 gramos de miel, 150 ml de vino blanco, 1 barra de pan fina, sal, pimienta y sal en escamas o sal de vino.

Como hacer tostas de gorgonzola con peras en salsa de miel y vino

Precalentamos el horno con el gratinador a 200º C.

Escogeremos peras que estén maduritas. Las pelamos y las cortamos por la mitad a lo largo primero y después en rodajas.

En una sartén o cazo pequeño, ponemos la miel, la calentamos y cuando empiece a burbujear, añadimos el vino y las rodajas de pera. Salpimentamos un pico y dejamos que hierva todo a fuego medio/bajo hasta que empiece a reducir un poco el vino, unos 10 minutos aproximadamente. Le daremos vuelta a las rodajas de pera para que se cuezan por los dos lados por igual.

Tostas de gorgonzola con peras en salsa de miel y vino

Cortamos la barra de pan en rodajas. Sobre cada rodaja untaremos el queso gorgonzola, pondremos más o menos cantidad en función de nuestros gustos personales. Encima del queso pondremos un trozo de pera, una pizca de pimienta molida, un poco de la salsa de miel y vino y una pizquita de sal en escamas o sal de vino.

Introducimos las rodajas en el horno y dejaremos que se hagan hasta que estén ligeramente gratinadas.

Tiempo de preparación | 20 minutos Dificultad | Baja

Degustación

Serviremos las tostas de gorgonzola con peras en salsa de miel y vino, recién salidas del horno.

Para mi gusto, se puede maridar muy bien con un vino blanco frío y como fan incondicional de cava y aprovechando que para las fiestas siempre hay en casa alguna que otra botella, una copa de cava tampoco le vendría nada, pero que nada mal.

Si queremos preparar nuestra propia sal de vino, solo tenemos que extender en un plato un puñado de sal gorda o sal en escamas y regarla con un dedal de vino del bueno, remover para que coja color toda la sal por igual y dejar que se seque en un sitio cálido y sin humedad. Podemos repetir la operación un par de veces, para que la sal adquiera un color más vivo.

En Directo al Paladar | Empanadillas de manzana, nueces y gorgonzola. Receta En Directo al Paladar | Tres pizzas con Arzúa Ulloa. Receta

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos