Compartir
Publicidad

Los cinco arroces más buscados de Internet y sus recetas más fáciles y deliciosas

Los cinco arroces más buscados de Internet y sus recetas más fáciles y deliciosas
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los arroces son una de las elaboraciones más socorridas y populares de nuestra gastronomía. Aunque es muy común asociarlos a comidas de verano de chiringuito frente al mar y a reuniones de domingo con amigos y familiares, lo cierto es que los arroces se comen a lo largo de todo el año y en infinidad de ocasiones.

Secos, melosos, caldosos, con carne, marisco, verduras, en paella, al horno, etc. Los arroces nos encantan porque son platos completos, sencillos y sabrosos que admiten infinidad de combinaciones y siempre se encuentra una fórmula al gusto de todos los comensales. Estos son los cinco arroces más buscados de Internet y sus recetas más fáciles y deliciosas. ¿Por cuál os apetece empezar?

Arroz con pollo

Para preparar un arroz con pollo no hace falta más que un pequeño puñadete de ingredientes básicos, una paella y 45 minutos. El resto es tener un poco de maña, algo que se suple siguiendo nuestra receta al pie de la letra, y muchas ganas de disfrutar de un plato único insuperable. Perfecto para una comida familiar.

arroz con pollo
  • Ingredientes para 4 personas: 250 g de pollo troceado, 400 g de arroz bomba, 1 l de caldo de pollo, 2 dientes de ajo, 100 g de pimiento rojo, 100 g de pimiento verde, 1 tomate maduro, 5 g de pulpa de pimiento choricero, 150 ml de vino blanco, sal, pimienta negra molida y aceite de oliva virgen extra.

  • Elaboración: Salpimentamos los trozos de pollo y los rehogamos en una paella de 40 cm de diámetro con un chorretón generoso de aceite de oliva virgen extra. Solo queremos que cojan color por fuera, así que, en cuanto se doren ligeramente, los retiramos de la paella y reservamos. Pelamos los dientes de ajo y los picamos finamente. Añadimos un poco más de aceite a la paella si lo vemos necesario y los rehogamos a fuego suave. Antes de que se doren añadimos los dos tipos de pimiento, limpios y troceados en pequeños dados, salpimentamos y continuamos rehogando durante un par de minutos. Lavamos bien el tomate, lo cortamos por la mitad y lo rallamos. Añadimos a la paella junto con una cucharada de pimiento choricero. Removemos y rehogamos un par de minutos. Añadimos el vino blanco y dejamos que se evapore el alcochol antes de incorporar el arroz y rehogar, sin parar de mover, durante un minuto más.Por último agregamos el pollo a la paella junto con tres vasos del caldo de pollo y subimos el fuego al máximo. Reservamos el resto del caldo. Removemos bien para repartir el pollo por todo el recipiente y, cuando arranque a hervir el caldo, contamos tres minutos. Probamos el punto de sal y lo ajustamos si fuera necesario. Transcurrido este tiempo bajamos el fuego y cocemos el arroz con pollo durante 15 minutos (sin tocar, remover, ni nada parecido). Si el arroz se queda seco de caldo, añadimos el que tenemos reservado poco a poco, pero quizás no sea necesario. Pasado el tiempo de cocción apartamos la paella del fuego, tapamos con una paño limpio y dejamos reposar cinco minutos antes de servir.

Enlace | Arroz con pollo

Arroz caldoso de verduras

Una opción para vegetarianos y amantes de las verduras y hortalizas en general que nos conquista cada vez que lo preparamos. El arroz caldoso de verduras se puede adaptar al gusto de cada cual si usamos nuestras verduras preferidas o las que tengamos a mano en la cocina. Admite calabacín, calabaza, judías verdes, brócoli, etc. ¿Con cuáles os apetece hacerlo?

arroz caldoso de verduras
  • Ingredientes para cuatro personas: 200 g de arroz bomba, caldo de verduras (4 veces el volumen de arroz), 1 diente de ajo, 100 g de pimiento verde italiano, 100 g de pimiento rojo, 100 g de zanahoria, 10 espárragos trigueros, 3 tomates maduros, 15 g de carne de pimiento choricero, aceite de oliva virgen extra, sal y pimienta negra molida.

  • Elaboración: Una de las cosas que más nos gusta de esta receta es que se prepara en un solo recipiente y, por lo tanto, nos evita mucho fregoteo. Es importante que la cazuela que escojamos sea amplia para que nos quepan todos los ingredientes sólidos más en caldo de verduras sin que llegue a desbordar. Comenzamos preparando las verduras, para que una vez puestos en marcha el proceso sea coser y cantar. Lavamos y pelamos las zanahorias y las cortamos en pequeños dados. Lavamos los dos tipos de pimiento y los troceamos. Pelamos el diente de ajo y lo picamos finamente. Lavamos y troceamos los espárragos. Cortamos los tomates por la mitad y rallamos su carne, desechando las pieles. Calentamos un poco de aceite de oliva y sofreímos el diente de ajo. Antes de que se dore incorporamos los dos tipos de pimiento, la zanahoria y los espárragos. Removemos y sofreímos a fuego suave durante 10 minutos. Agregamos el tomate rallado y la carne de pimiento choricero, mezclamos bien y sofreímos de nuevo unos minutos. Cuando el agua del tomate empiece a evaporar agregamos el arroz y removemos bien. Por último, incorporamos el caldo de verduras y removemos. Salpimentamos al gusto y llevamos a ebullición. En el momento en que comienza a hervir, bajamos la intensidad del fuego y dejamos cocer a fuego medio durante unos 12 minutos, removiendo un par de veces durante este tiempo. Retiramos del fuego, tapamos y dejamos reposar unos cinco minutos aproximadamente antes de servir.

Enlace | Arroz caldoso de verduras

Arroz con bogavante

Un arroz con bogavante, en su punto, es algo sublime y no es de extrañar que sea una de las recetas más buscadas de Internet. Aunque pueda parecer difícil, es uno de los arroces más sencillos de hacer. La clave de esta receta es disponer de buenos ingredientes, sobre todo un buen sofrito y un fumet casero. Eso y un poco de paciencia hará que logréis un plato ideal, perfecto para una ocasión especial o para el día que os queráis dar un homenaje gastronómico.

arroz con bogavante
  • Ingredientes para cuatro personas: 1 bogavante grande, 500 g de arroz bomba, 2 dientes de ajo, 1 cebolla grande, 100 g de pimiento rojo, 200 g de tomate, 70 ml de aceite de oliva virgen extra, 10 g de pimentón de La Vera, azafrán en hebras (al gusto) y 2 l de caldo de pescado.

  • Elaboración: Comenzamos abriendo el bogavante o pidiéndole a nuestro pescadero que lo haga por nosotros. Para eso ponemos el bogavante con el abdomen hacia abajo encima de una tabla que nos permita recoger los líquidos que suelte, después hacemos un corte detrás de la cabeza, y separamos el abdomen en anillos ayudándonos de las divisiones de la cáscara de la cola. Cortamos la cabeza longitudinalmente en dos mitades y reservamos. Picamos las hortalizas en trozos pequeños y el tomate sin piel en dados muy pequeños. En una cazuela de barro, u otra de fondo grueso o una paella calentamos el aceite y sofreímos las verduras durante 10 minutos a fuego medio. Añadimos la cabeza del bogavante con sus pinzas y lo salteamos con las verduras. Agregamos el tomate, el pimentón y dejamos que se reduzca todo durante 15 minutos. Salpimentamos. Añadimos el arroz bomba y lo salteamos durante un minuto con las verduras. Agregamos el caldo caliente, unas tres partes y media por parte de arroz, y el azafrán en hebras y dejamos cocer todo junto a fuego medio a partir de que empiece a hervir durante 18 minutos, vigilando que el arroz no se quede seco. A media cocción añadimos los trozos de bogavante que teníamos reservados.

Enlace | Arroz con bogavante

Arroz negro

Esta receta de arroz negro es infalible, siempre sale bien. El quid de la cuestión está en usar productos de la mejor calidad posible, en usar un buen fumet y en combinar la cocción del arroz negro con sepia y gambones, arrancando en la placa o fuego y terminando en el horno. Con el caldo conseguimos un sabor potente y con el golpe de horno nos aseguramos de que el calor llega a toda la paella por igual, evitando esos molestos granos de arroz cortos de cocción del exterior.

arroz negro con sepia y gambones
  • Ingredientes para cuatro personas: 240 g de arroz bomba, dientes de ajo, 100 de pimiento verde italiano, 1 sepia mediana, 8 gambones, restos de pescado, 1 hoja de laurel, 1 cebolla, 1 clavo de olor, 3 g de pimentón dulce, 1 sobre de tinta de sepia o calamar, aceite de oliva virgen extra, sal y pimienta negra molida.

  • Elaboración: Comenzamos haciendo un caldo corto con los restos del pescado que va a ser la base de nuestro fumet exprés. Para ello llenamos una cacerola con 1.5 l de agua e introducimos en ella los restos de pescado, los granos de pimienta, la hoja de laurel y la cebolla pelada y claveteada (es decir, con el clavo de olor pinchada en su carne). Hervimos durante 20 minutos. Colamos y reservamos. Mientras tanto pelamos los gambones, Sazonamos los cuerpos y los reservamos en la nevera y salteamos el resto en una sartén con un poco de aceite. Agregamos un cacito del caldo de pescado y cocemos durante cinco minutos a fuego suave. Pasamos por un chino o colador, apretando bien para obtener el jugo de las cabezas de los gambones. Agregamos este jugo al caldo de pescado y salpimentamos. Pelamos los dientes de ajo y los picamos en brunoise, igual que el pimiento verde. Lavamos la sepia, separamos el cuerpo de los tentáculos y la cortamos en pequeños dados. Cubrimos la base de la paella con una cantidad generosa de aceite y sofreímos el ajo y el pimiento, después de cinco minutos agregamos al sepia y rehogamos de nuevo hasta que cambie de color y se vuelva opaca. Incorporamos el arroz, el pimentón y la tinta de calamar. Salpimentamos al gusto y removemos bien para que se mezclen todos los ingredientes que tenemos en la paella e, inmediatamente después, regamos con el fumet. Usamos el doble de fumet que de arroz (en volumen), pero reservamos una cantidad por si se secara en exceso y necesitáramos más. Cocemos el arroz durante un par de minutos a fuego fuerte, bajamos la intensidad a media-baja y cocemos durante ocho minutos más sin tocar ni remover el arroz para nada. Transcurridos los primeros 10 minutos de cocción, repartimos los gambones por la superficie e introducimos la paella en el horno (pre-calentado) donde terminamos de cocer el arroz a 180ºC durante unos 8-10 minutos más. Durante el proceso, comprobamos si nuestro arroz está bien hidratado. Si necesita más caldo, lo agregamos en pequeñas cantidades (para no cortar el hervor) y repartiéndolo bien por toda la superficie. Cuando el arroz esté listo, retiramos la paella del horno, la cubrimos con papel absorbente (o un trapo limpio) y dejamos reposar cinco minutos antes de servir.

Enlace | Arroz negro con sepia y gambones

Arroz al horno

La gastronomía valenciana está plagada de numerosas recetas en las que el arroz es el protagonista absoluto. Una de ellas es esta: arroz al horno. Un plato muy habitual en las mesas de todas las familias valencianas que se prepara con las sobras del cocido y que suele variar dependiendo de la zona y los gustos del cocinero. Si no tenéis dichas sobras, se puede preparar igualmente con agua, el sabor no será tan intenso pero sí igualmente delicioso. Al hacerse al horno se ensucia lo mínimo y el resultado es asombroso.

arroz al horno
  • Ingredientes para cuatro personas: 1 vaso de arroz redondo, 2 vasos de caldo de cocido, 2 patatas pequeñas, 1 bote de garbanzos, 200 g de tomate triturado, 2 morcillas de cebolla, 4 lonchas de panceta fresca, 400 g de costilla de cerdo, 1 tomate, 1 cabeza de ajos, sal, aceite de oliva virgen extra y unas hebras de azafrán tostado.

  • Elaboración: Empezando poniendo a calentar el caldo del cocido, para que cuando tengamos que usarlo esté a la temperatura adecuada. Podemos hacerlo especialmente para este plato o tenerlo congelado de alguna otra ocasión. Lo ratificamos de sal y ponemos un poco de azafrán si lo vemos necesario. Pelamos las patatas y las cortamos a rodajas un poco más gruesas de lo habitual y las freímos ligeramente. No es necesario que queden del todo hechas porque luego se terminarán de hacer en el horno. Las escurrimos y las reservamos en un plato. Lo ideal es que hayamos salado un rato antes las costillas de cerdo y la panceta. Troceamos la panceta y pinchamos las morcillas. Ponemos una cazuela (que después podamos llevar al horno) al fuego y con un poco de aceite sofreímos la panceta, las costillas de cerdo y las morcillas. Una vez dorada la carne, la retiramos y reservamos y procedemos a sofreír el tomate triturado con los garbanzos y el arroz. Primero dejamos calentar un poco el tomate triturado con el aceite, y luego echamos los garbanzos y después el arroz. Le damos unas vueltas para que se una todo bien, unos dos o tres minutos. Añadimos de nuevo la carne, con las patatas y el tomate cortado a rodajas. En el centro ponemos la cabeza de ajos. Justo antes de meterlo en el horno, repartimos el caldo (siempre en doble cantidad que el arroz). Metemos en el horno pre calentado a 220ºC y dejamos cocer 20 minutos. Lo sacamos, lo dejamos reposar 3-5 minutos y servimos.

Enlace | Arroz al horno

En Directo al Paladar | Arroz caldoso de pollo: receta
En Directo al Paladar | Arroz especiado de verduras y garbanzos: receta vegetariana

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio