Publicidad

Conejo asado con salsa gorgonzola: receta al horno con una salsa especial

Conejo asado con salsa gorgonzola: receta al horno con una salsa especial
5 comentarios

Publicidad

Publicidad

Si los platos al horno me parecen muy prácticos, no os digo nada de éste de conejo asado con salsa gorgonzola. Soy perezosa para este tipo de carne que cuando se guisa hay que sofreírla para que quede dorada con las consiguientes salpicaduras por toda la cocina, así que como os podéis imaginar este plan no me apetece nada y ando escapada en busca de otras preparaciones más sencillas.

En esta ocasión el conejo se dora solo en el horno sin apenas trabajo, mientras que en un cacito le preparamos una salsa que le acompañará con base de queso gorgonzola. Un queso potente que se suaviza al unirlo a la nata y cocinarlo unos minutos.

Ingredientes

Para 4 personas
  • Conejo 1
  • Champiñones 12
  • Aceite de oliva 50 ml
  • Vino blanco 125 ml
  • Dientes de ajo 3
  • Tomillo seco
  • Orégano seco
  • Romero seco
  • Sal y pimienta al gusto
  • Nata líquida 125 ml
  • Queso Gorgonzola 125 g
  • Pimienta negra molida
  • Nuez moscada molida

Cómo hacer conejo asado con salsa gorgonzola

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 1 h 20 m
  • Elaboración 20 m
  • Cocción 1 h
  • Reposo 15 m

Comenzaremos precalentando el horno a 180ºC. Troceamos el conejo en piezas más o menos del mismo tamaño, lo echamos en un bol y le añadimos el aceite, los ajos, la sal y todas las hierbas aromáticas, le damos unas vueltas para que se impregne bien y lo dejamos quince minutos.

Colocamos la carne en una fuente apta para el horno en una capa, le vertemos el aceite que no haya absorbido y le agregamos el vino blanco junto con los champiñones portobello cortados a la mitad. Horneamos durante cincuenta minutos o hasta que veamos la carne dorada.

Para hacer la salsa, echamos la nata a calentar en un cacito, agregamos el queso en pequeños trozos y la nuez moscada. Revolvemos con unas varillas hasta que veamos que el queso se ha disuelto. Bajamos el fuego y cocemos durante diez minutos a fuego bajo hasta que espese ligeramente. Reservamos caliente.

Conejo asado con gorgonzola

Con qué acompañar el conejo en salsa de gorgonzola

El conejo asado con salsa de gorgonzola se sirve recién sacado del horno ya acompañándolo con la salsa en el plato bien caliente. Podemos añadirla unas patatas o simplemente una ensalada y ya tenemos un segundo plato lleno de sabor y casi sin trabajo.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir