Compartir
Publicidad

Estofado de cerdo con remolacha, zanahoria y naranja: receta de guiso con sabores de Marruecos

Estofado de cerdo con remolacha, zanahoria y naranja: receta de guiso con sabores de Marruecos
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Este sabrosísimo estofado de cerdo con remolacha, zanahoria y naranja es un homenaje a las tajines de Marruecos, sabiendo que su cocina no emplearía jamás el cerdo. Pero, ¿por qué no inspirarnos en su rica gastronomía utilizando también otros tipos de carne? Quienes no tengan restricciones en su dieta de ningún tipo pueden así jugar con los ingredientes para introducir más variedad.

Por supuesto, esta receta se puede preparar también con ternera, cordero o pollo, y sin duda saldría estupendo también en versión vegetariana con tofu firme o, simplemente, buenos garbanzos. Es un guiso delicioso y fragante, ideal para acompañar con cuscús.

Ingredientes

Para 4 personas
  • Carne de cerdo para estofar (solomillo, por ejemplo) 800 g
  • Dientes de ajo 3
  • Cebolla morada 1
  • Jengibre fresco (un trocito pelado) 20 g
  • Guindilla o chile fresco al gusto 0.5
  • Cilantro en grano 2 cucharaditas
  • Canela en rama 1
  • Remolacha cruda o precocida (no muy grandes) 3
  • Zanahoria no muy grandes 2
  • Miel 15 ml
  • Agua de azahar (opcional) 5 ml
  • Naranja pequeñas de piel fina 2
  • Perejil fresco
  • Pimienta negra molida
  • Sal
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Semillas de sésamo para espolvorear (opcional)

Cómo hacer estofado de cerdo con remolacha, zanahoria y naranja

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 1 h 30 m
  • Elaboración 10 m
  • Cocción 1 h 20 m

Limpiar la carne de posibles excesos de grasa y trocear en piezas de un bocado, no demasiado pequeñas. Machacar las semillas de cilantro en un mortero, para romperlas un poco y que suelten su aroma. Cortar en juliana fina la cebolla, picar los ajos, rallar el jengibre pelado y picar la guindilla sin las semillas.

Si usamos remolacha ya cocida, escurrir del líquido de la conserva con cuidado de no mancharnos. Si se usa natural, lavar bien con las zanahorias, pelar ambas ligeramente y cortar los extremos de los tallos. Trocear en piezas de un bocado.

Calentar un par de cucharadas de aceite de oliva en una cazuela y añadir la cebolla, el ajo y el jengibre, removiendo hasta que suelten sus aromas. Añadir el cilantro en grano, la guindilla y la canela. Salpimentar y pochar hasta que la cebolla empiece a estar blanca.

Incorporar la zanahoria y la remolacha y saltear durante unos 3-5 minutos. *Añadir la carne, salpimentar y dorar a fuego fuerte durante 1-2 minutos**. Cubrir con agua o caldo, llevar a ebullición, bajar el fuego, tapar y dejar cocer lentamente durante 1 hora.

Exprimir el zumo de media naranja y pelar y trocear el resto, o separar en gajos. Añadir el zumo al estofado con la miel y el azahar. Incorporar la naranja cortada, remover con suavidad y tapar. Cocer unos 15-20 minutos más, o hasta que la carne esté bien tierna y haya reducido.

Si tuviera demasiado caldo, cocer a fuego algo más fuerte destapado unos minutos más. Servir con semillas de sésamo tostadas y perejil lavado y picado al gusto.

Estofado de Cerdo y Remolacha. Pasos

Con qué acompañar el estofado de cerdo a la marroquí

Sin duda, a este estofado de cerdo con remolacha, zanahoria y naranja le va de maravilla cuscús o sémola cocida con un poco de mantequilla, o simple arroz blanco. Con una ensalada de acompañamiento o una crema o sopa fría sencilla tendremos un menú completísimo, mejor aún si hay buen pan para rebañar.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio