Publicidad

Guisado de pollo con hongos, la mejor receta de pollo en salsa

Guisado de pollo con hongos, la mejor receta de pollo en salsa
6 comentarios

Publicidad

Publicidad

Creo que todas las recetas de pollo en salsa me gustan, pero mi preferida es este guisado de pollo con hongos en el que los aromas se funden dejando un sabor estupendo. Al igual que os decía el otro día cuando os preparé el estofado de conejo con zanahorias y habas, esta también podéis modificarla preparándola con carne magra de cerdo en lugar de con las pechugas de pollo y obtendréis un resultado similar.

Además, todos los guisos y estofados que no lleven patata entre sus ingredientes mejoran de un día para otro, por lo que este plato resulta idóneo para preparar con antelación y calentar en el momento de servir, y en consecuencia, es perfecto tanto para congelar como para llevar de tupper a la oficina o la universidad.

Ingredientes

Para 4 personas
  • Pechuga de pollo 500 g
  • Boletus deshidratados 40 g
  • Cebolla 1
  • Hierbas provenzales al gusto
  • Aceite de oliva virgen extra dos o tres cucharadas
  • Vino blanco 100 ml
  • Agua para rehidratar los hongos

Cómo hacer guisado de pollo con hongos

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 30 m
  • Cocción 30 m

Comenzamos poniendo en remojo los hongos deshidratados. Podéis usar cualquiera de vuestro agrado, como boletus, colmenillas, senderuelos, etc. Si usáis agua templada la rehidratación será bastante rápida. Una vez regenerados, los escurrimos y reservamos. El agua de rehidratación es fundamental en la receta, como ahora os contaré, así que no la tiréis.

En una cazuela baja y ancha, comenzamos guisando en una sartén con aceite de oliva, a fuego lento, unas cebollas cortadas en juliana con un poco de sal para que suelten su agua y se reblandezcan. Mientras se van haciendo, cortamos las pechugas del pollo en tiras y las ponemos en la cacerola, removiendo un poco hasta que las pechugas cambien de color.

Añadimos entonces las setas deshidratadas, subiendo el fuego y salteándolas con el conjunto de ingredientes. Una vez el pollo comience a tomar un color dorado, añadimos las hierbas aromáticas. Yo usé orégano, romero y mejorana, pero podéis usar cualquier mezcla que tengáis en casa.

Finalmente, añadimos el vino blanco y tras un par de minutos, el agua de haber rehidratado las setas en cantidad suficiente para cubrir las carnes. Este agua aportará un montón de sabor a nuestro guiso. Dejamos cocer durante 5 minutos más y llevamos a la mesa.

paso a paso pollo con hongos

Con que acompañar el guisado de pollo con hongos

Para acompañar nuestro guisado de pollo con hongos hice unos espaguetis naranjas que había traído de un viaje, pero en general, a este plato le va perfectamente un buen pegote de puré de patata casero. Si en vuestra casa sois amigos de los boletus o de otros hongos similares, tenéis que probarlo.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir