Publicidad

Ossobuco en salsa casera de tomate frito, la receta del guiso de carne más tierno y meloso

Ossobuco en salsa casera de tomate frito, la receta del guiso de carne más tierno y meloso
6 comentarios
13 votos

Esta forma de preparar el ossobuco en salsa casera de tomate frito es una forma estupenda de disfrutar de esta pieza de carne tierna de verdad. Lo único, no os lo niego, es que esta receta conlleva un proceso largo de cocción que requiere de un poco de paciencia, pero os aseguro que vale la pena el esfuerzo.

A cambio de la larga preparación, es una receta que no tiene dificultad ninguna, que además podéis preparar con antelación y que os servirá tanto para túper como para congelar, ya que no sólo está buenísima preparada de víspera sino que incluso mejora de un día para otro.

Ingredientes

Para 4 personas
  • Ossobuco 2 piezas grandes o 4 medianas
  • Salsa de tomate 6 cucharadas
  • Harina de trigo para rebozar la carne ligeramente
  • Sal y pimienta al gusto
  • Hierbas aromáticas variadas
  • Vino tinto 50 ml
  • Caldo de carne 125 ml
  • Arroz bomba cocido para la guarnición

Cómo hacer ossobuco en salsa casera de tomate frito

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 2 h 30 m
  • Elaboración 30 m
  • Cocción 2 h

El ossobuco o hueso hueco, es una pieza de la ternera que se corresponde con el morcillo cortado con hueso, siendo una carne que aunque aparenta ser bastante dura, una vez cocinada es tiernísima y muy melosa. Comenzaremos dando unos cortes a la piel exterior que envuelve las piezas de ossobuco para que no se deformen al cocinarse.

Las espolvoreamos con hierbas aromáticas, sal y pimienta al gusto y las enharinamos para dorarlas bien la parte exterior. Una vez transcurridos unos 10 minutos por cada lado y ya bien doradas, las metemos en una cazuela con tapa, mejor si es tipo cocotte y añadimos el vino tinto y el caldo de carne. Cocinamos a fuego muy lento, siempre tapado para que apenas haya evaporación, durante una hora.

Damos la vuelta a las tajadas, añadimos un poco más de líquido si fuera necesario y dejamos que se sigan cocinando durante otros 40 minutos o una hora más. Pasado ese tiempo tendrá el aspecto de la segunda fotografía del collage y la carne prácticamente se deshará de puro tierno. El tiempo es algo orientativo, mejor si vais comprobando la terneza de la carne con un tenedor.

Mientras se hace la carne, freímos unos tomates cortados en trozos y condimentados con azúcar y sal, que dejaremos reducir a fuego lento, durante el mismo tiempo que se hace la carne, removiendo de vez en cuando. Pasamos el tomate por el pasapuré y reservamos. Así obtenemos una salsa estupenda de tomate frito.

pasos ossobuco tomate

Cuando la carne está hecha, retiramos los huesos de caña para sacar el tuétano añadimos 6 cucharadas de nuestro tomate frito casero sobre el ossobuco y lo mezclamos con la salsa y jugos de la cocción. Picamos el tuétano de los huesos y lo añadimos a la salsa y lo servimos con el hueso de nuevo en el plato para que tenga mejor presencia.

13 votos

Newsletter de Directo al Paladar

Suscríbete para recibir cada día nuestras recetas, información sobre nutrición y actualidad sobre gastronomía.

Con qué acompañar el ossobuco en salsa casera de tomate frito

Esta receta de ossobuco en salsa casera de tomate frito, es deliciosa, ya que la ternura de la carne en combinación con la intensidad del sabor del tomate casero que se impregna con los jugos de la carne y el tuétano, no deja indiferente. Cada tajada da para dos raciones. Además, el ossobuco es una pieza que está muy bien de precio, lo cual es otro motivo para probarla. Servid el ossobuco acompañado de arroz blanco o unas buenas patatas fritas caseras

En Directo al Paladar | Solomillo de cerdo con salsa de foie. Receta de aprovechamiento
En Directo al Paladar | Magro de cerdo en salsa de tomate frito y Rioja

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios