Pechugas de pollo con quinoa y brócoli a la naranja: receta saludable, completa y sencilla para toda la familia

Pechugas de pollo con quinoa y brócoli a la naranja: receta saludable, completa y sencilla para toda la familia
1 Comentario
26 votos

El cocinero Alfons Schuhbeck es toda una celebridad en Alemania, reputado chef, autor de numerosos libros de recetas y propietario de restaurantes y negocios varios. Aunque firma una cocina refinada, últimamente ha enfocado su carrera hacia la cocina hogareña, con recetarios que animan a la gente corriente a comer bien en casa de forma fácil.

Un ejemplo de esta línea de cocina lo tenemos en esta receta de pechugas de pollo con quinoa y brócoli, que hemos adapado del libro Meine schnellen Rezepte für jeden Tag ("Mis recetas más rápidas para cada día"). Se trata de un recetario muy inspirador con ideas sencillas y rápidas para preparar gran variedad de platos, sabrosos y equilibrados, con ingredientes corrientes hoy en día en cualquier cocina.

El incluir la quinoa o el jengibre sin duda nos demuestra que también en Alemania los cocineros de vieja escuela está al tanto de las tendencias gastronómicas. De hecho, la receta original indica usar quinoa roja, pero hemos optado por la blanca que a día de hoy es la más habitual en nuestros supermercados. Y si no te gusta o no tienes, simplemente usa cuscús, bulgur o arroz blanco.

Ingredientes

Para 4 personas
  • Pechuga de pollo de unos 150 g cada una 4
  • Brócoli 1
  • Quinoa blanca o roja 100 g
  • Laurel 1
  • Diente de ajo 1
  • Jengibre fresco 1
  • Azafrán (hebras) 3
  • Naranja 1
  • Salsa picante de chile (opcional) tipo harissa, sriracha, etc.
  • Pimienta negra molida
  • Sal
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Semillas de sésamo al gusto (opcional)
  • Guindilla o cayena o chile (opcional)

Cómo hacer pechugas de pollo con quinoa y brócoli a la naranja

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 50 m
  • Elaboración 10 m
  • Cocción 40 m

Precalentar el horno a 100ºC con ventilador, si lo tiene, o 120ºC con calor arriba y abajo. Secar las pechugas con papel de cocina, retirar posibles restos de grasa, piel o telillas, y salpimentar generosamente. Cocinar a la plancha o sartén de hierro apta para el horno marcándolas por ambos lados, presionando con la espátula para dorarlas bien.

Llevar directamente la sartén al horno o trasladar a una fuente refractaria. Si no tenemos sartén apta para el horno, reservar esta para la salsa. Las pechugas deberían tardar unos 30 minutos en cocinarse a esta baja temperatura; comprobar el punto con un termómetro de cocina o cortando la carne en la parte más gruesa. Girarlas a los 20 minutos.

Mientras tanto, enjuagar bien la quinoa y poner a cocer en 250 ml de agua (o caldo de pollo o verduras, si tenemos) con el laurel, el ajo troceado, el jengibre pelado, un trocito de guindilla o chile (opcional) el azafrán y un poco de sal. Cuando llegue a ebullición, tapar con tapadera o papel de horno, bajar el fuego y dejar cocer suavemente unos 20-25 minutos.

Pollo Brocoli Quinoa Naranja Pasos

Comprobar el punto de cocción y remover con un tenedor; retirar los aromáticos y aderezar con la ralladura fina de la naranja y un chorrito de aceite. Reservar caliente. Cocer el brócoli lavado y troceado al vapor o en microondas durante unos 8-10 minutos, dejándolo ligeramente crujiente o al gusto.

Retirar el pollo de la sartén y llevar esta al fuego de nuevo para desglasar los jugos con el zumo de la naranja y la salsa picante, dejando que reduzca. Repartir la quinoa en platos, las pechugas fileteadas y el brócoli, regando la carne con la salsa de naranja y aderezando con sésamo al gusto.

26 votos

Newsletter de Directo al Paladar

Suscríbete para recibir cada día nuestras recetas, información sobre nutrición y actualidad sobre gastronomía.

Con qué acompañar las pechugas de pollo con quinoa y brócoli

Esta receta constituye un plato bien completo y equilibrado que simplemente podríamos redondear con una sencilla ensalada ligera, una rebanada de pan casero y un postre sencillo. Además de la típica fruta de temporada o yogur, podemos darnos el capricho de culminar el menú con una tarta de queso ligera o un bizcocho de plátano sin azúcar.

En Directo al Paladar | Pechuga de pollo marinada con ajo, jengibre y cúrcuma: receta con truco para lograr una carne muy jugosa
En Directo al Paladar | Receta de pechugas de pollo en salmuera seca de laurel y pimienta: técnica rápida para lograr una carne jugosa y tierna

Temas
Comentarios cerrados
Inicio
Inicio