Receta de karaage, el adictivo pollo frito japonés cargado de especias

Receta de karaage, el adictivo pollo frito japonés cargado de especias
Sin comentarios
1 votos

Es difícil encontrar una cocina en el mundo en la que se encuentre una receta de pollo frito, empezando por el famoso pollo estilo Kentucky. Está claro que hay recetas más o menos comunes y que la fórmula se repite en cierto modo, pero con este karaage, el pollo frito al estilo japonés, seguro que quedáis sorprendidos.

Parte de su encanto, como en la mayoría de cocinas orientales, está en la profusión del aderezo y en la marinada que se va a encargar de dar gracia al pollo, un ingrediente que suele ser sosito de por sí.

Todos los productos que se necesitan para la preparación ya se encuentran con facilidad en la mayor parte de ciudades y municipios de España, pero si alguno no lo tenéis a mano no os preocupéis.

La gracia del karaage es que tiene un punto picante por el jengibre, un punto dulce por el azúcar y el sake, y el regusto salado que le deja la soja, todo ello ablandando la carne del pollo para que luego el rebozado sea súper crujiente.

Por cierto, el concepto kara-age literalmente se refiere a una técnica de cocina en la que ciertos ingredientes se fríen en una gran cantidad de aceite. De hecho, la receta original se llama tori no karaage, que significa pollo frito.

Ingredientes

Para 2 personas
  • Contramuslos de pollo deshuesados y con piel 2
  • Jengibre fresco rallado (una cucharadita) 1
  • Azúcar cucharaditas 2
  • Salsa de soja cucharadas soperas 10
  • Sake cucharadas soperas 3
  • Sal cucharadita 1
  • Fécula de patata para la fritura
  • Aceite de girasol para la fritura

Cómo hacer karaage, pollo frito japonés

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 45 m
  • Elaboración 5 m
  • Cocción 40 m

Cortamos los contramuslos en trozos de uno o dos bocados máximo y dejamos su piel, porque servirá para que sean más crujientes.

En un bol grande vertemos todos los ingredientes de la marinada, mezclamos, añadimos el pollo y masajeamos con las manos para incorporar bien la marinada en el pollo.

Cubrimos con papel film y dejamos marinar, mejor de un día para otro, pero no menos de una hora, para que los sabores se asienten.

Cuando ya nuestro pollo esté listo, preparamos en un bol o fuente la fécula de patata y vamos añadiendo trozos de pollo marinados sin escurrir, solo hay que dejar que caiga el exceso de marinada.

Una vez estén todos los trozos de pollo en la fécula dejamos durante 10 minutos allí, moviéndolos para que se impregnen por todos los lados. Mientras tanto preparamos la fritura.

Ponemos abundante aceite de girasol a 180 ºC en una sartén amplia y freímos cada trozo tres veces. Primero 30 segundos en el aceite, lo sacamos, dejamos 30 segundos de reposo fuera del aceite y así durante dos veces más.

Con el pollo ya frito, dejamos escurrir el exceso de grasa en una rejilla y eliminamos el resto con papel absorbente y servimos con mayonesa japonesa a la que rallamos piel de lima por encima.

1 votos

CHOYA Vino De Arroz Japonés Choya Sake (Bebida Alcohólica, Junmai Sake, Aromático, 14,5% Vol.) - 500 ml

Con qué acompañar el karaage, pollo frito japonés

Si no queremos hacer la mayonesa japonesa (que es bastante fácil), podemos utilizar una mayonesa tradicional. También podemos añadir algo de salsa teriyaki a nuestro karaage, para tener ese punto de pollo teriyaki que tan buen resultado da.

En DAP | Receta de pollo frito al estilo sureño: la más sencilla y efectiva que vas a encontrar
En DAP | Pollo al estilo Kentucky, receta tradicional norteamericana

Temas
Inicio