Compartir
Publicidad

Shakshuka: el plato de hortalizas y huevos del magreb que triunfa en Israel

Shakshuka: el plato de hortalizas y huevos del magreb que triunfa en Israel
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hoy os traigo una receta muy sencilla, pero llena de sabor. Con un nombre de pronunciación algo complicada, la shakshuka o chackchouka es un plato que se prepara habitualmente en el Africa del Norte, aunque sus orígenes se remontan a la Edad de Oro del Imperio Otomano. También en Medio Oriente, y en particular Israel, donde casi se considera un plato nacional, disfrutan de esta contundente receta, la cual fue modificándose a lo largo de los siglos hasta acabar en esta versión que hoy os presento, la clásica servida en el restaurante francés "Café Oberkampf".

Para elaborarla os recomiendo que os hagáis con unos huevos camperos de calidad, pues son la base del plato, así como verduras y hortalizas lo más frescas posibles, de esta forma conseguiréis sacar lo mejor de esta receta y disfrutar de una comida o cena al más puro estilo bereber.

Ingredientes

Para 4 personas
  • Cebolla 2
  • Pimiento rojo 1
  • Pimiento verde 1
  • Pimiento amarillo 1
  • Cilantro molido 4 g
  • Comino molido 3 g
  • Paprika en polvo 5 g
  • Canela molida al gusto
  • Harissa 5 g
  • Tomate concentrado 40 ml
  • Tomate 800 g
  • Huevo 6
  • Aceite de oliva virgen extra 25 ml
  • Cilantro fresco al gusto
  • Sal y pimienta al gusto
  • Pan de pitta plano (opcional)

Cómo hacer chackchouka

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 1 h 15 m
  • Elaboración 15 m
  • Cocción 1 h

Comenzaremos echando el aceite en una sartén y salteamos las cebollas picadas en dados a fuego medio. salpimentamos. Después añadimos los pimientos cortados en trozos pequeños y dejamos cocer todo junto durante 10 minutos.

Bajamos el fuego y añadimos las especias, removemos y dejamos cocinar todo de nuevo cinco minutos más. Incorporamos la harissa y dejamos de nuevo cocer 10 minutos más. Agregamos el concentrado de tomates y dejamos de nuevo cocer otros 10 minutos y finalmente los tomates frescos pelados, sin semillas y cortados en dados, que dejaremos otros 10 minutos hasta que se cocinen con el resto de ingredientes.

Precalentamos el horno a 200 grados. En una bandeja o sartén refractaria, vertemos nuestra base de chackchouka, y hacemos seis agujeros donde cascaremos un huevo en acad unos de ellos. Horneamos de siete a nueve minutos, o hasta que veamos las claras cuajadas. Servimos bien caliente.

chackchouka

Con qué acompañar la chackchouka

Esta receta de chackchouka se servirá bien caliente y acompañada de cilantro fresco espolvoreados, unos aros de cebolla morada frescos, así como un buen pan de pita plano para mojar si queréis darle un toque auténtico del África de Norte.

En Directo al paladar | Cake de dátiles y jengibre. Receta
En Directo al paladar | Ensalada crujiente marroquí. Receta

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio