Compartir
Publicidad

Crema de verduras, con queso mascarpone y rúcula. Receta

Crema de verduras, con queso mascarpone y rúcula. Receta
Guardar
10 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Esta vez quiero presentaros una receta que me gusta mucho hacer en casa, una crema de verduras, con queso mascarpone y rúcula, que espero que os agrade tanto como a mí. Ahora en invierno la podemos tomar bien caliente, pero en verano, también la podéis tomar en frío, como un gazpacho, y resulta una excelente opción.

Esta crema es un entrante ideal, ligero y refrescante, que podréis preparar en un periquete y que tiene en mi opinión, tan buen sabor como buena presencia, por lo que resulta una buena solución para comenzar una comida con amigos, seguido de una carne a la plancha, o un pescado al horno.

Ingredientes para 4 personas

  • 300 gr. de borrajas cocidas, 1 calabacín mediano, 1/2 pimiento verde, 100 gr. de espárragos trigueros, 100 gr. de guisantes cocidos, aceite de oliva virgen extra, 100 gr. de rúcula, 100 gr. de queso Mascarpone, 50 gr de rúcula, 100 ml de aceite de oliva virgen extra.

Cómo hacer crema de verduras, mascarpone y rúcula

Para preparar la crema de verduras: Lo primero que tenemos que hacer es elegir las verduras con las que vamos a hacer la crema. A mi me gusta hacer este plato con calabacines y con verduras de hoja verde, por lo que podéis usar espinacas, acelgas, berzas o cualquier otra verdura que tengáis en la despensa, si no queréis hacerlo con borrajas.

Algunas veces he preparado esta crema incluso con un sobre de menestra congelada y el resultado es también muy rico, por lo que debéis dejar volar vuestra imaginación y utilizar las verduras que tengáis en ese momento. Picamos el pimiento y el calabacín y los rehogamos en una sartén.

Cuando estén pochados, añadimos los guisantes, las borrajas cocidas, y algo del agua de la cocción. Pasamos por la batidora y seguidamente, por el colador fino, hasta que quede una cremita muy ligera. Reservamos.

100canon.jpg

Para preparar el aceite de rúcula, pasamos con la batidora 50 ml de aceite de oliva virgen extra, con la rúcula y 20 ml del caldo de la cocción de las verduras, y una vez triturado, lo reservamos también.

Para montar el plato, colocamos la crema de verduras en la parte baja, rellenando tres cuartas partes del vaso, la cubrimos con un poco del aceite de rúcula y dejamos en el centro un pegote de queso mascarpone, que cubriremos con una hojita de rúcula para decorar.

Al emplatar la receta en el vaso, hay que cuidar para que se mantengan sin mezclarse las distintas texturas. Si lo preferís podéis hacerlo con queso de Burgos o cualquier otro queso fresco en lugar de queso mascarpone.

Tiempo de elaboración | 30 minutos
Dificultad | Fácil

Degustación

Cuando probéis esta crema de verduras, queso mascarpone y rúcula, si es invierno y la tomáis en caliente, al comer, conviene mezclar las capas y fundir el queso para que se integren los sabores, a base de mover bien con la cuchara. Si lo tomáis como crema fría en verano, el truco es ir cogiendo un trocito pequeño de queso en cada cucharada para disfrutar de los tres sabores en la boca.

En Directo al Paladar | Vieiras con pesto de rúcula
En Directo al Paladar | Rollitos de calabacín con angulas en vinagreta

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio