Panecillos tiernos con queso cremoso. Receta con y sin Thermomix

Panecillos tiernos con queso cremoso. Receta con y sin Thermomix
Sin comentarios
3 votos

Sabía que esta receta de panecillos tiernos con queso cremoso me iban a gustar, pues desde que preparé el cloud bread o pan nube, también con este tipo de queso, me encantó el resultado por lo esponjoso y suave que resulta. Si nunca os habéis animado a amasar, esta receta es ideal para iniciarse pues no hace falta mucha pericia para conseguir esta deliciosa masa.

Lo que sí os recomiendo es que si no vais a consumirlos inmediatamente los congeléis. Pues es una masa algo delicada, una vez que está horneada y para que aguante en las mejores condiciones es mejor meter en el congelador los panecillos que no vayáis a consumir y sacarlos con un poco de antelación cuando penséis servirlos. Vale la pena preparar más de la cuenta y congelar la mitad.

Ingredientes

Para 10 unidades
  • Leche 120 ml
  • Mantequilla a temperatura ambiente 100 g
  • Levadura prensada fresca 20 g
  • Queso crema (tipo Philadephia) 160 g
  • Harina de fuerza 450 g
  • Sal 2 cucharaditas
  • Azúcar 1 cucharadita
  • Huevo batido 1
  • Semillas de amapola 1 cucharadita
  • Semillas de sésamo 1 cucharadita

Cómo hacer panecillos tiernos de queso cremoso

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total

Si hacemos esta receta con Thermomix, ponemos en el vaso la leche y la mantequilla y las calentamos 2 min/37º/vel 1. Añadimos la levadura y el queso crema y mezclamos 5 seg/vel 6. Incorporamos la harina, la sal y el azúcar y mezclamos 6 seg/vel 6, después amasamos 2 min/vel espiga. Dejamos reposar dentro del vaso hasta que la masa doble su volumen (1 hora).

Si hacemos esta receta sin Thermomix, calentamos la leche sin que llegue a hervir, desleímos en ella la levadura. Añadimos la mantequilla y el queso crema y removemos hasta que esté bien integrado todo. Ponemos en un bol grande la harina, la sal y el azúcar y hacemos un hueco en el centro en el que verteremos la mezcla anterior. Amasamos hasta obtener una masa lisa. Hacemos una bola y la dejamos reposar en un bol cubierta por un paño, hasta que doble su volumen (1 hora).

En ambas preparaciones, desgasificamos la masa y la dividimos en 10 porciones. Les damos forma de panecillos redondos y los colocamos en una bandeja de horno cubierta con papel de hornear. Pintamos cada panecillo con huevo batido y lo espolvoreamos con las semillas de amapola y de sésamo.

Dejamos reposar los panecillos en un lugar cálido y sin corrientes de aire, cubiertos con un paño de cocina, hasta que doblen su volumen (30 minutos). Mientras, precalentamos el horno a 180ºC. Horneamos durante 20 minutos o hasta que la superficie esté dorada. Dejamos enfriar sobre una rejilla durante 15 minutos y servimos.

Paso A Paso
Un vistazo a…
Tres recetas al horno fáciles y rápidas, para comer bien sin despeinarse

Con qué acompañar los panecillos tiernos con queso cremoso

Estos panecillos tiernos con queso cremoso son ideales para servirlos en una merienda, si os gusta el contraste dulce y salado os recomiendo que los acompañéis con una mermelada de naranja amarga o cerezas negras. Os aseguro que triunfaréis con esta receta tan especial.

En Directo al Paladar | Receta de panecillos para el desayuno
En Directo al Paladar | Panecillos con semillas de amapola. Receta con y sin Thermomix para desayunos sin prisas

3 votos
Temas
Comentarios cerrados
Inicio