Crema de remolacha y leche de coco: receta vegana cremosa, reconfortante y muy sabrosa

Crema de remolacha y leche de coco: receta vegana cremosa, reconfortante y muy sabrosa
Sin comentarios
10 votos

El protagonismo de las cremas de verduras reconfortantes no se lo tienen que llevar solo las de color naranja, por mucho que nos encanten todas las de calabaza, boniato y zanahoria. La remolacha, con su intenso y precioso color rosado, también es una hortaliza perfecta para comer a cucharadas en caliente, y con leche de coco logramos una textura cremosa exquisita apta para veganos o quien no pueda tomar lácteos.

La receta original que nos ha inspirado combina la remolacha con chirivía, pero a falta de ella en la despensa, hemos añadido puerro y nabo a la cazuela; sospechamos que con colinabo también habría quedado deliciosa. La leche de coco tiene además la ventaja de que suaviza el sabor terroso de la remolacha, que a algunas personas no gusta demasiado, y hace que sea una crema más nutritiva, saciante y completa. Puedes sustituirla por nata líquida de cocina sin problema, aunque quedará menos sustaciosa y con un sabor diferente.

Ingredientes

Para 6 personas
  • Cebolla morada 1
  • Diente de ajo 2
  • Puerro 1
  • Nabo blanco 1
  • Remolacha cocida o asada al natural 3
  • Pimentón picante (1/2 cucharadita) opcional 2 g
  • Pimentón dulce (1 cucharadita) 4 g
  • Caldo de verduras o agua (cantidad aproximada) 600 ml
  • Leche de coco (1 lata, no desnatada) 400 ml
  • Vinagre de sidra o Jerez 20 ml
  • Pimienta negra molida
  • Sal
  • Aceite de oliva virgen extra

Cómo hacer crema de remolacha y leche de coco

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 50 m
  • Elaboración 10 m
  • Cocción 40 m

Picar finamente la cebolla morada pelada y aparte los ajos y el puerro bien lavado, solo la parte blanca. Lavar, pelar ligeramente y trocear el nabo, y trocear las remolachas por separado. Si son crudas, se pueden cocer primero pelándolas o asar al horno envueltas en papel de aluminio. Si se usan en conserva, que sean al natural.

Calentar un fondo de aceite de oliva en una cazuela y sofreír a fuego medio-bajo la cebolla hasta que se empiece a reblandecer. Añadir los ajos, remover ligeramente y echar el puerro y el nabo. Salpimentar y dejar cocinar unos 8-10 minutos hasta que la verdura empiece a estar tierna. Incorporar la remolacha, los dos pimentones y el vinagre, y cocinar removiendo todo un par de minutos.

Crema Remolacha Pasos

Cubrir con la leche de coco y unos 3/4 de la cantidad indicada de agua o caldo (si se usa agua, añadir más sal), remover, llevar a ebullición, tapar y bajar el fuego. Cocer unos 15 minutos; comprobar que la verdura está tierna y triturar con la batidora.

Probar la textura y añadir más caldo o agua si se prefiere más líquida. Corregir el sabor añadiendo más sal, pimienta, pimentón o vinagre, y sevir caliente.

10 votos

Con qué acompañar la crema de remolacha

Según el tamaño de las raciones podemos convertir esta crema de remolacha en un plato principal o entrante, siendo perfecta por sí sola para una cena reconfortante. La podemos coronar con complementos crujientes que sumen más nutrientes, como frutos secos y semillas, o huevo cocido o escalfado si no somos veganos. Unos garbanzos crujientes también serían un aderezo estupendo.

En Directo al Paladar | Receta de carpaccio de remolacha con pistachos: un entrante vegetariano, ligero y festivo
En Directo al Paladar | Estofado de cerdo con remolacha, zanahoria y naranja: receta de guiso con sabores de Marruecos

Temas
Inicio