Compartir
Publicidad

Receta de mazamorra cordobesa: la más deliciosa sopa fría para el verano

Receta de mazamorra cordobesa: la más deliciosa sopa fría para el verano
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Se cree que el origen de la mazamorra cordobesa es romano, porque en el Tratado Culinario de Apicio se incluye un plato elaborado con un majado de pan, aceite, vinagre, agua y ajo. Cuando en el siglo XVIII se empezó a cultivar el tomate en España, se añadió esta hortaliza a la mazamorra para enriquecerla y suavizar el sabor a ajo, apareciendo el salmorejo, por eso esta sopa fría se considera el antecedente del salmorejo.

El pan que tradicionalmente se usa para preparar esta receta es el pan de telera, parecido al candeal, un pan dorado y crujiente por fuera con una miga blanca y suave. Si tenéis la suerte de poder adquirir este pan cordobés no dudéis en usarlo para preparar esta receta, yo tuve que conformarme con un "normalito" pan de barra.

Ingredientes

Para 4 personas
  • Almendras 100 g
  • Pan duro remojado en agua 200 g
  • Sal al gusto
  • Vinagre un chorrito
  • Aceite de oliva virgen extra 150 ml
  • Agua
  • Huevo hervido duro 2
  • Aceitunas negras
  • Diente de ajo pelado 1

Cómo hacer mazamorra cordobesa

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 15 m
  • Elaboración 15 m

Para hacer esta receta necesitaremos una batidora bien potente, por ejemplo una Thermomix. Empezamos poniendo en el vaso de la batidora que tengamos, el pan escurrido, la sal, el ajo pelado, el vinagre y las almendras. Lo trituramos todo hasta conseguir que estos ingredientes queden unidos formando una pasta.

Encendemos de nuevo la batidora, a la potencia mínima y vamos agregando el aceite poco a poco para que ligue con la pasta que habíamos hechos antes. Por último añadimos agua en cantidad suficiente para obtener una crema y volvemos a batir. Servimos con huevo hervido y aceitunas negras.

Paso A Paso

Con qué acompañar la mazamorra cordobesa

Lo típico es acompañar la mazamorra cordobesa con huevo hervido y aceitunas negras, pero también podéis servirla con tropezones de pan frito, almendras fritas y saladas, pasas, huevas de pescado, trocitos de aguacate, taquitos de jamón serrano, etc. Las posibilidades son infinitas y todas son igual de deliciosas.

En Directo al Paladar | Receta de salmorejo cordobés con Thermomix
En Directo al Paladar | Receta del clásico ajoblanco: el padre de todos los gazpachos

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio