Receta de berenjenas rebozadas fritas, tan crujientes como jugosas

Receta de berenjenas rebozadas fritas, tan crujientes como jugosas
Sin comentarios
9 votos

Hay matrimonios muy bien avenidos y el que las berenjenas mantienen con las frituras es uno de ellos. Aperitivo típico en las barras y tascas de Andalucía, generalmente frita en bastones, las berenjenas conquistan por igual a aquellos amantes de la cocina tradicional como a los que se pirran por los fritos de calidad.

Plato barato y sencillo donde los haya, las berenjenas rebozadas y fritas no exigen en la cocina y el resultado, cuando estén bien crujientes, es fabuloso. Tanto es así que no suelen necesitar muchos aderezos, aunque sí podemos acompañarlas de miel de caña o de algún otro dip.

Como en otras recetas de frituras, sus únicos misterios están en hacerla lo más fina posible, evitando el exceso de grasa tanto en la sartén como en el propio rebozado, donde importa y mucho la cantidad de harina que utilicemos.

Calentitas y bien dispuestas, estas berenjenas rebozadas son perfectas para montar un picoteo veraniego rápido en cuestión de minutos, ya que es el momento del año en que mejor encontramos a esta hortaliza todoterreno.

Ingredientes

Para 1 unidades
  • Berenjena morada mediana 1
  • Huevo batido 2
  • Harina de trigo para rebozar
  • Sal
  • Aceite de oliva para freír

Cómo hacer berenjenas rebozadas

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 8 m
  • Elaboración 3 m
  • Cocción 5 m
  • Reposo 8 m

Cortamos las berenjenas en rodajas de unos cinco milímetros de grosor. Tengamos en cuenta que cuanto más gruesas sean, más tardarán en cocinarse. Una vez cortadas, las colocamos sobre una bandeja, las salamos y dejamos que suden para que pierdan el exceso de amargor durante unos cinco minutos.

Mientras podemos poner en marcha el resto de la mise en place. Para ello batimos los huevos y los pasamos por un colador para quitar los grumos de la clara, al tiempo que disponemos un bol con harina y otro con el huevo batido para el rebozado.

Secamos el exceso de humedad de las berenjenas con un papel absorbente, calentamos abundante aceite de oliva en una sartén a 170 ºC y vamos rebozando las rodajas. Primero las pasamos por harina, luego por huevo y directamente las mandamos a la sartén cuando estén el aceite caliente, procurando que vayan lo más escurridas posibles.

Bastarán unos dos minutos por cada lado de la berenjena, aunque nos podemos guiar también por el aspecto dorado exterior. Además, conviene no cocinar demasiadas rodajas a la vez para que el aceite no pierda temperatura y para que la berenjena no se pegue.

Vamos sacando las rodajas de berenjena ya fritas a un papel absorbente o a una rejilla para que escurra el exceso de grasa y servimos bien calientes.

9 votos

Recamania Parrilla Horno Teka 370x460mm

Con qué acompañar la berenjenas rebozadas

Bien válidas como aperitivo único, estas berenjenas rebozadas tienen el toque crujiente y jugoso que nos encanta encontrar en los fritos, así que podemos compaginarlo con esa miel de caña que antes citábamos, pero también con otros tipos de untables.

Aunque suene sacrílego, algunas recetas como el hummus, el baba ganoush o un untable como este de pimientos de piquillo le pueden ir de maravilla para aprovechar y resolver un picoteo sencillo con algunas recetas también vegetales.

En DAP | Verduras en tempura, la receta de Dani García que es ideal para el picoteo del finde
En DAP | Cinco claves para que la tempura te salga siempre perfecta: la mejor fritura para verduras y mariscos

Temas
Inicio